Cómo anudar una cuerda con los brazos cruzados Enciclopedia

Página 1 de 1

Aunque parezca imposible de llevar a cabo, no sólo es factible, sino que puede hacerse con gran facilidad. Bastará con que se crucen los brazos inicialmente, para después tomar en esa posición las puntas respectivas de la cuerda. Al retornarlos a su posición inicial, sin soltar la cuerda en ningún momento, ésta quedará anudada.


Página 1 de 1

Compartir:




Diccionario: