Dardos

Página 6 de 7

Dardos

INTRODUCCI√?N
Es un juego t√≠picamente brit√°nico de gran popularidad. No hay pub que se precie en toda Gran Breta√Īa que no disponga de una diana reglamentaria. La afici√≥n se remonta a los arqueros de la Inglaterra medieval, quienes llevaban consigo unas flechas cortas para la defensa en la lucha cuerpo a cuerpo. Cuenta la tradici√≥n que en los momentos de descanso sol√≠an lanzarlas al tronco de un √°rbol para practicar la punter√≠a. Hasta que alg√ļn avispado tabernero decidi√≥ colgar de la pared de su establecimiento un redondel extra√≠do del tronco de un √°rbol. Todav√≠a hoy es posible escuchar a alg√ļn oriundo que llama flechas a los dardos.

REQUISITOS
El blanco es un panel circular dividido en veinte segmentos numerados, de igual tama√Īo, que se cuelga a una altura de 1,70 m del suelo.
En el panel hay, a su vez, seis c√≠rculos conc√©ntricos. Alrededor del punto medio, dos peque√Īas circunferencias de 1 y 2 cm de radio, respectivamente, delimitan el centro y el exterior de la diana.
Los c√≠rculos conc√©ntricos m√°s alejados del punto medio se encuentran a 3 cm del exterior del panel y a una distancia entre s√≠ de 1 cm. El panel est√° dividido en veinte segmentos o porciones, cada uno de los cuales dispone, en la parte m√°s alejada del punto medio del panel, de un peque√Īo espacio de s√≥lo 1 cm de ancho que configura la zona doble. Cualquier dardo clavado en estas zonas dobles duplica la puntuaci√≥n del n√ļmero a que corresponda.
Lo mismo sucede en la zona llamada de triples, pero en este caso triplicando la puntuación. Esta zona de triples está también delimitada por dos círculos concéntricos, separados entre sí por 1 cm, y se encuentra a igual distancia del punto medio del panel que del círculo más alejado de él.
El reparto de la numeraci√≥n en los segmentos queda distribuido seg√ļn vemos en la ilustraci√≥n.
Se utilizan tres dardos. Los m√°s apreciados son met√°licos con cuatro plumas de pavo en la cola.
Para el buen desarrollo del juego se precisar√° adem√°s una peque√Īa pizarra o una libreta de anotaciones.
Para practicar este juego tan típicamente inglés es necesario, además de los dardos, un panel circular dividido en veinte segmentos numerados.

OBJETIVO
El objetivo es clavar el dardo en el sitio adecuado, lo que varía en función de las necesidades y también de la modalidad del juego que se practique.

DESARROLLO DEL JUEGO
* Para jugar bastará con dos o tres personas que participen individualmente. Sin embargo, en caso de haber más jugadores, éstos se dividen en equipos.
* Cada jugador tira tres dardos consecutivamente cuando llega su turno. Si el juego es por equipos, los turnos se van alternando, pero debe mantenerse siempre el mismo orden de tirada para los jugadores de cada equipo, no pudiendo éstos sustituirse entre sí.
* Los dardos son lanzados desde una línea de tiro situada frontalmente a una distancia de 2,5 m del blanco.
* Para decidir quién sale primero, un jugador de cada equipo lanza un dardo a la diana. El que más se acerque a ella dará a su equipo la tirada inicial.
* Como es l√≥gico, existen varias modalidades del juego de dardos. Una de las m√°s populares en Gran Breta√Īa es la que describimos a continuaci√≥n.
* La partida se inicia con 301 puntos por participante, si el juego es individual, o con 501 si es por equipos. Después de cada tirada, la puntuación obtenida se va restando de esa cifra.
* El dardo clavado en la diana obtiene una puntuación de 50 puntos si es en el centro y de 25 si es en su parte exterior.
* El jugador o equipo no podr√° empezar a restar puntos de la cifra inicial de salida, 301 o 501, hasta que consiga un doble. En este caso, doblar√° la puntuaci√≥n del n√ļmero acertado y permitir√° en lo sucesivo ir disminuyendo la cantidad restante.
* Gana el jugador o equipo que primero alcance la puntuación requerida. Normalmente se suele convenir en que la partida finaliza cuando las puntuaciones restadas alcanzan la cifra cero.

Página 6 de 7
 

Paginas:



ÔĽŅ