Juegos tradicionales, entretenimientos e información
    Home | Juegos Online | Biblioteca | Libros Clásicos | Crucigramas | Ingenio | Enciclopedia Juegos | Contacto

  Secciones > Guía del Juego para los Amantes del Casino > El Backgammon: movimientos de apertura

 

Guía del Juego para los Amantes del Casino - El Backgammon - Pág. 3

Indice General | Volver

Página 3 de 4


6.El rescate
El rescate de las fichas, la etapa final en el desarrollo del juego, parece una tarea fácil, pero es generalmente la que exige mayor habilidad y sutileza al jugador. En sus ansias de sacar las fichas de su tablero interior, muchos jugadores cometen errores que les conducen a la derrota.

El rescate de las fichas no puede emprenderse hasta que no han sido colocadas todas en el propio tablero interior. Lógicamente, las puntuaciones de los dados pueden ser aprovechadas con este fin de diversas formas. Un 6 y un 2, por ejemplo, permiten al jugador sacar una ficha de la casilla 6 y otra de la 2. Pero también dispone de la posibilidad de mover las fichas hasta otras casillas del mismo tablero interior en la forma usual, con la finalidad de hacerlas avanzar. Esta táctica es más adecuada cuando el adversario tiene una ficha en la casilla-barrera que al reentrar pone en peligro alguna ficha retrasada. Si el jugador saca un número superior al de cualquier casilla del tablero interior en que le queden fichas, debe rescatar la ficha más retrasada, es decir, la que tenga más casillas por recorrer (los ejemplos ilustrados siguientes le facilitarán la comprensión de este punto). Si saca un número igual al de una casilla donde no queda ninguna ficha, no puede rescatar una ficha de una casilla cuyo número sea inferior a ése, mientras tenga otra en una casilla de mayor número. En el caso que ilustra el primer diagrama, con un 4 y un 2, por ejemplo, debería primero mover una ficha desde la casilla 5 a la 1, antes de poder rescatar una ficha de la casilla 2 (no está permitido rescatar simultáneamente dos fichas de la misma casilla con tal resultado).

Por el contrario, cuando se extraen dobles, es posible rescatar o hacer avanzar hasta cuatro fichas al mismo tiempo. Hay que intentar extraer el máximo partido posible de cada tirada aunque a causa de ello queden fichas en una posición más vulnerable.

En caso de que alguna ficha sea eliminada durante el proceso del rescate, es enviada a la casilla-barrera, y deberá reentrar en el tablero interior de la manera usual. Hasta que esta ficha no haya descrito de nuevo el recorrido establecido y llegue al tablero interior, no es posible reanudar el rescate. Hay tres tipos de posiciones en que tiene lugar el rescate. La primera y más simple se da cuando ambos jugadores han colocado todas sus fichas dentro de sus propios tableros interiores; en este punto, los dos grupos de fichas ya se han encontrado y, por tanto, no hay posibilidad de que se eliminen: han entrado en la recta final. Ahora es el momento de contar las tiradas que se precisan para rescatar todas las fichas; el jugador que aventaje como mínimo en dos tiradas al contrario, goza de una buena oportunidad para doblar la apuesta, si es su turno. En las etapas finales, un uso adecuado de la opción de doblar por parte del jugador que la conserve puede decidir el resultado a su favor, negándole al adversario la oportunidad de obtener una buena ganancia, una tirada afortunada. El ejemplo más simple es el de la situación en que ambos jugadores tienen sólo tres fichas, todas en las casillas 1 y 2. El jugador que tenga el turno de tirar, cuenta con 6 probabilidades contra 1 favorables al fracaso de su adversario; sería, pues, demencial asentir en doblar la apuesta.

La segunda situación ocurre cuando un jugador tiene una o más fichas en la casilla-barrera. En este caso, la clave de su rescate está en que guarnezca sus fichas sueltas en la casilla que le sea posible, para dejar su tablero interior seguro. Siendo favorito de cara a ganar la partida, podría verse frenado si le mataran alguna ficha.

La tercera y más complicada de las situaciones se produce cuando un jugador consigue ocupar una o dos casillas del tablero interior del adversario. Este último intentará tan pronto como le sea posible, conducir las fichas más retrasadas hasta las casillas de números más bajos, con el propósito de dejarlas fuera del alcance de las del otro color. Esta es una posición particularmente vulnerable frente a los caprichos de los dados y hay que tomar precauciones; el jugador puede perfectamente rescatar varias fichas y, en un descuido, dejar una o dos sueltas, que de ser eliminadas le conducirían de nuevo al principio.

El rescate: ejemplo
En la situación que se muestra a la derecha, si el rojo saca 6 + 5, rescata la ficha de la casilla 5 y la de la 2, y deja dos pendientes. Sin embargo, la extracción de un doble 6 o un doble 5 en esta posición le habrían hecho ganar la partida, al determinar la liberación de las cuatro fichas. Con un doble 4 o un doble 3 se podrían haber sacado tres fichas, puesto que la ficha que hay en 5 hubiera tenido que se movida dentro del tablero interior antes de ser rescatada. Un doble 2 sólo permitiría rescatar dos fichas y adelantar la ficha de la casilla 5 hasta la 1; un doble 1 comportaría el avance de las dos fichas de la 2 hasta la 1, y sacarlas. Con un 2 y un 1, el rojo podría rescatar dos fichas, pero un 4 y un 2 sólo le permitirán rescatar una ficha (de la casilla 2); el otro movimiento tendría que efectuarse de la casilla 5 a la 1.
Rescate con una puntuación 6 + 5

En el siguiente ejemplo, en el diagrama de la izquierda, si el blanco saca 6 + 3, puede rescatar dos fichas, dejando una sola ficha en 1, pero, ante la posibilidad de que la ficha enemiga, situada en la barrera elimine la ficha retrasada en la casilla 1, sería mejor estrategia utilizar los puntos obtenidos en sentido inverso (3 + 6); el jugador movería primero la ficha de la casilla 5 hasta la 2 y después la sacaría del tablero usando la puntuación 6, con lo que dejaría fuera de peligro las fichas de la casilla 1 y se aseguraría el triunfo rescatándolas a ambas en la siguiente tirada.
Rescate con una puntuación 6 + 3, habiendo una ficha roja en la barrera


7.Movimientos de apertura
En el backgammon, no es posible hacer una clasificación de jugadas correctas y mucho menos predecirlas. Tras cuatro tiradas por jugador, hay más de 200.000 posiciones diferentes posibles. Por otra parte, no se puede determinar cuáles son los mejores movimientos para cada posición en particular. No obstante, existe un firme consenso respecto a los mejores movimientos de apertura para cada color de fichas. Al igual que sucede con las aperturas de ajedrez, no hay garantía absoluta sobre el movimiento correcto para cada situación: es cuestión de experiencia. Sin embargo, un buen primer movimiento asegura una cierta ventaja inicial. Los movimientos de apertura más recomendables se dan en la tabla siguiente, junto con las principales alternativas.

2 + 1
Una ficha a la casilla 11, más una de estas dos posibilidades: otra a la casilla-barrera o una ficha retrasada, a la casilla 2
3 + 1
Cubra su casilla 5
4 + 1
Una ficha a la casilla 9, más una de estas dos posiblidades: otra a la casilla 5 o una ficha retrasada a la casilla 2
5 + 1
Una ficha a la casilla 8, más una de estas dos posibilidades: otra a la casilla 5 o una ficha retrasada a la casilla 2
6 + 1
Cubra su casilla-barrera
3 + 2
Una ficha a la casilla 11, más una de estas dos posibilidades: otra a la casilla 16 o una ficha retrasada a la 4
4 + 2
Cubra su casilla 4
5 + 2
La peor tirada de apertura: elija entre las casillas 11, 8 y 4
6 + 2
Una ficha a la casilla 11, más otra a la casilla-barrera del adversario
4 + 3
Una ficha a la casilla 10, más otra a la casilla 9
5 + 3
Cubra su casilla 3
6 + 3
Una ficha a la casilla 10, más otra a la casilla-barrera del adversario
5 + 4
Una ficha en la casilla 9, más otra a la casilla 8
6 + 4
Una ficha retrasada a la casilla 11 del adversario; o una ficha a la casilla 9 y una ficha retrasada a la casilla-barrera del adversario; cubrir la casilla 2 no es recomendable, pues se deja demasiado espacio entre casillas
6 + 5
Una ficha retrasada a la casilla 12 del adversario

Dobles
1 + 1
Cubra su casilla-barrera y su casilla 5
2 + 2
Cubra sus casillas 11 y 4
3 + 3
Cubra sus casillas 5 y 3
4 + 4
Dos fichas retrasadas a la casilla 5, más dos fichas de la casilla 12 a la 9
5 + 5
Dos fichas de la casilla 12 a la 3
6 + 6
Cubra ambas casillas-barrera

No menos importante es la respuesta a la primera tirada, pero sí demasiado complicada para tratarla aquí con detalle. De una forma general, lo más aconsejable es fijarse en si el adversario ha utilizado su primera tirada para cubrir una nueva casilla en su tablero interior o la ha repartido entre sus fichas retrasadas. En el primer caso, debe evitar llevar una ficha a su casilla-barrera, ya que en caso de que fuera eliminada, correría el riesgo de quedarse bloqueada; en el segundo caso, evite poner una ficha en una posición arriesgada en su tablero exterior, donde una de las fichas retrasadas adversarias podría eliminarla. Vigile las fichas sueltas de su adversario: eliminarlas será uno de sus objetivos.

Si obtiene un doble, utilice la jugada pertinente entre las recomendadas en la tabla superior como réplica al primer movimiento del adversario, a no ser que éste haya cometido un error que permita aprovechar mejor la puntuación.


< Anterior  |  Siguiente >

<<< 1 2 3 4 >>>




Menú
Home
Biblioteca
Juegos Online
Juegos Flash
Crucigramas
Libros Clásicos
Sopas de Letras
Ingenio

Juegos, Cursos y
Enciclopedias gratis

Canales de tv online en vivo hd Cursos Gratis
Psicología
Biografías

Diccionario : A - B - C - D - E - F - G - H - I - J - K - L - M - N - Ñ - O - P - Q - R - S - T - U - V - W - X - Y - Z



Home | Biblioteca | Juegos | Crucigramas
  Acanomas.com : El mundo de los Juegos Acerca de Acanomas.com  


Copyright ©1999-2015 Nuevarena.com Todos los derechos reservados