Componentes del Hnefatafl

Página 4 de 6

4.Componentes

Tablero:
El Hnefatafl y sus numerosas variantes se jugaban en tableros de tama√Īo impar que iban de 7 x 7 hasta 19 x 19. Generalmente de madera, a veces ten√≠an agujeros perforados en el centro de cada escaque, las fichas eran clavijas - esto se hac√≠a para el f√°cil almacenamiento o tambi√©n para tableros de viaje. La mayor√≠a de los tableros ten√≠an posiciones de salida de las fichas marcadas en dos formatos diferentes para facilitar su disposici√≥n. En algunos casos, el tablero se dibujaba al estilo del Go, las fichas se pon√≠an en las intersecciones de las l√≠neas en lugar de en el centro de los escaques. El tablero es a veces mencionado como Tafl o Tann-Tafl ("tablero de dientes", un tablero de Tafl incrustado en colmillo de morsa).
Se encontró en Gokstad, Noruega, un hermoso tablero tallado de 13 x13. Es un tablero reversible, con un esquema de la Danza de los Nueve Hombres tallado en el lado reverso como con otros ejemplos menos impresionantes. Se han encontrado también muchos otros tableros de Tafl de madera por todo el mundo vikingo y anglosajón, pero algunos de los tableros son cosas mucho más simples solamente demarcados con carbón o rayados en la superficie de partes de las rocas.

Dados:
El juego a veces se jugaba con dados (el Tawlbyund, por ejemplo), que indicarían la máxima distancia que una ficha se podía mover o bien si el jugador podía mover o no (moverse con un tiro impar, perder un turno con un tiro par). Los irlandeses llamaban a la variante con dados Brandubh. Como un verdadero juego de destreza, el Hnefatafl es mejor jugarlo sin dados.

Fichas:
La ficha del Rey se llamaba Hnefi ("Rey", en inglés antiguo, Cyningstan, "Rey piedra"); las otras fichas se llamaban Hunns ("botones"), Tæflor ("hombres del tablero") o Tæfelstanas (en inglés antiguo "hombres del tablero").

Los lapones llamaban a sus fichas de Tablut "suecos" y "moscovitas" (eran muy similares a las piezas de ajedrez modernas, el Rey sueco se asemeja al Rey, los Hunns suecos a los peones y los moscovitas a las torres curvadas). Algunas veces tenían bases que calzaban en huecos hechos en el tablero. El Rey era más grande y más adornado.

Con los tableros m√°s grandes (por ejemplo, Alea Evangelii), las fichas del rey eran a veces diferenciadas, con una peque√Īa "Guardia de elite del Rey" de fichas que no se puede capturar.

Hay muchos hallazgos de tableros y de fichas en Escandinavia y en las Islas Británicas. Las fichas eran a menudo semiesféricas y hechas de cornamenta, ámbar, hueso, arcilla, vidrio, queratina, piedra, azabache, madera o incluso dientes de caballo. En los hallazgos de varias fichas claras y de varias oscuras juntas se ha encontrado algunas veces en la misma área, una ficha sola de diferente forma, como un erizo de mar.

Para los tableros de 9 x 9, las dieciséis fichas oscuras rodean las ocho fichas claras con un Rey adicional. Los tableros con más cuadros en general tienen doce fichas claras y un Rey que enfrentan a veinticuatro fichas oscuras. Los colores a menudo se intercambiaban.

Página 4 de 6
 

Paginas: