La versión de Claude de Boissiere Historia: Juegos de la Antigüedad y Edad Media

Página 5 de 7

5.La versión de Claude de Boissiere

En 1554, Claude de Boissiere publicó una descripción del juego. En el asalto, una ficha reemplazaba una ficha enemiga en un movimiento y captura. La salida requería un movimiento y captura separados, y los espacios entre las fichas era el multiplicador. La ficha sólo podía ser removida después del turno del jugador oponente. No queda claro si el juego de Boissiere permitía capturas diagonales en la salida
En la emboscada solo dos fichas se ponían próximas a la enemiga. El movimiento y la captura se hacían en un movimiento sin reemplazo. Si una ficha era capturada pero no removida, podía removerse más tarde pero debía ser reemplazada por la ficha victoriosa. Una pirámide que era capturada por su número entero, por bloqueo o por su base no podía ser rescatada. Cualquier otra capa podía ser rescatada por una ficha equivalente si había uno. Si no, el jugador victorioso podía elegir cualquier ficha que deseara.

Boissiere decía que una ficha capturada podía tomarse en la mano, girarla y entrarla en la línea posterior cuando deseara. La entrada contaba como un movimiento. Boissiere enumeró ocho finales posibles para el juego. Había ocho victorias: cinco comunes y tres propias. Las victorias comunes habilitaban aquellas con una capacidad matemática menor o con menos tiempo de juego, un juego más simple y mucho más rápido

La primera victoria, De Corpore, se lograba simplemente capturando un número establecido de fichas acordadas por los jugadores de antemano. La segunda victoria, De Bonis, consistía en capturar fichas cuyo valor numérico llegaba o excedía alguna suma predeterminada. La tercera victoria, De Lite, se hacía capturando fichas con un número establecido de dígitos, sin considerar su valor. Por ejemplo, la ficha numerada 169 tiene tres dígitos. De Honore, la cuarta victoria se efectuaba cuando un jugador había capturado un número determinado de fichas con un valor mínimo acumulado determinado. Para ganar la quinta victoria común, Honore Liteque, el jugador necesitaba capturar un número determinado de fichas que contuvieran un número determinado de dígitos cuyo valor llegaba o excedía una suma predeterminada.

Las victorias propias eran las progresiones tradicionales. La Gran Victoria consistía en disponer tres fichas para formar una de las progresiones. La Victoria Mayor necesitaba cuatro fichas para formar dos de las tres progresiones. La Victoria Máxima consistía en disponer de cuatro fichas en el territorio enemigo que formaran las tres progresiones. En una forma alterna del juego, Boissiere permite a las fichas redondas un paso diagonal, a los triángulos dos pasos ortogonalmente, y a las pirámides y cuadrados tres pasos ortogonal o diagonalmente. Todas las fichas excepto la pirámide podían moverse una vez como el caballo del ajedrez pero no podían capturar en el salto.

Página 5 de 7
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: