Comodines

Página 4 de 5

Comodines

Parece que en muchos juegos de apuestas en el tiempo, se acostumbraba a jugar con uno o dos comodines, con acuerdo de los jugadores. Estos comodines potenciales eran la Pendanga (o Prostituta), es decir, la Sota de Oros (con un equivalente a la Jota de Diamantes, pero aparentemente reemplazado casi siempre por el de Corazones); y el Pericón, o Caballo de Bastos (equivalente a la Reina de Corazones).
Las fuentes que hemos leído hasta ahora no dicen cuál es el valor de estos comodines si llegasen a estar presentes en una combinación de Flor, Cacho o Pechigonga. Las comparaciones entre algunos parientes modernos de estos juegos antiguos sugieren que tendrían un valor muy alto - no el disparate de darle al comodín cero puntos, como el del juego moderno de Scrabble.

Basados en una comparación más o menos arbitraria de tres juegos modernos que usan esta clase de comodines (el Truco venezolano, uruguayo y jaenés) decimos que el valor de la Pendanga y del Pericón es el de la carta más alta del juego, más un punto de premio por la Pendanga, y dos por el Pericón.

Usando comodines en Cacho, parece posible empatar en la combinaci√≥n m√°s alta del juego; entonces, reglamentamos que en este caso inusual, el Peric√≥n le gane a la Pendanga. Aqu√≠ hay alg√ļn simbolismo relacionado con el g√©nero, de la clase certificada en las fuentes originales.

Página 4 de 5
 

Paginas: