Macbeth (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 20 de 55

Con un pecho lleno de amor, y en él bravura,
¿quién podía abstenerse de mostrarlo?
LADY MACBETH
¡Ah, ayudadme a salir!
MACDUFF
¡Atended a la dama!
MALCOLM [aparte a DoNALBAIN]
¿Por qué callamos
cuando el caso nos concierne más que a nadie?
DONALBAIN [aparte a MALCOLM)
¿Y qué decir aquí, donde nuestro sino,
oculto en ínfimo agujero, puede asaltarnos?
Vámonos; nuestro llanto aún no ha fermentado.
MALCOLM [aparte a DONALBAIN]
Ni el dolor está presto a demostrarse.
BANQUO
Atended a la dama.

[Sacan a LADY MACBETH.]

Y cuando nuestra desnudez, expuesta al frío,
esté cubierta, reunámonos
y examinemos tan salvaje fechoría
para mejor conocerla. Nos turban
temores y sospechas. Me pongo en manos de Dios
por combatir todo oculto propósito
de pérfida maldad.
MACDUFF
Y yo.
TODOS
Y todos.

MACBETH
Pues vistamos nuestro cuerpo y nuestro ánimo
y reunámonos al punto en el salón.
TODOS
Conformes.

Salen [todos menos MALCOLM y DONALBAIN.]

MALCOLM
¿Qué piensas hacer? No tratemos con ellos:
al hipócrita le es muy fácil simular
una pena que no siente. Yo me voy a Inglaterra.
DONALBAIN
Y yo, a Irlanda. Nuestra suerte separada
nos dará más protección. Donde estamos,
en sonrisas hay puñales; más cercano a nuestra sangre,
más sangriento.
MALCOLM
La flecha asesina aún no ha caído;
no seamos el blanco. Así que, ¡a los caballos!
No nos demoremos en corteses despedidas
y, sin más, partamos. Si es grande el peligro,
hurtarse a su vista es hurto legítimo.

Salen.

II.iv Entry ROSS con un ANCIANO.

ANCIANO
Bien puedo recordar setenta años,
y en ellos he vivido horas espantosas
y hechos asombrosos, pero esta noche horrible
se ha burlado de toda mi experiencia.
ROSS
¡Ah, anciano! Veis que el cielo, cual airado
con la obra de los hombres, amenaza
esta escena de sangre. Según la hora, es de día,
mas la noche oscurece el avance del sol.

Página 20 de 55
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: