Ricardo II (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 13 de 68

cual nuestra carne está desterrada de esta tierra.
Confiesa tu traición antes de partir.
Pues largo es tu camino, no te lleves
la agobiante carga de un alma culpable.
MOWBRAY
No, Bolingbroke. Si alguna vez he traicionado,
bórrese mi nombre del libro de la vida
y sea yo también desterrado del cielo.
Mas lo que tú eres, lo sabemos Dios, tú y yo,
y me temo que muy pronto el rey va a lamentarlo. –
Adiós, Majestad. No puedo extraviarme:
salvo a Inglaterra, puedo ir a cualquier parte.

Sale.

RICARDO
Tío, por el vidrio de tus ojos
veo el dolor de tu alma. Tu triste semblante
le ha quitado a su destierro cuatro años.
[A BOLINGBROKE] Una vez pasados seis fríos inviernos,
has de ser muy bien venido a tu regreso.
BOLINGBROKE
¡Qué tiempo más largo en tan corta palabra!
Cuatro inviernos, cuatro verdes primaveras
las quita una voz cuando un rey alienta.
GANTE
Agradezco a Vuestra Majestad el que por mí
acorte en cuatro años su destierro.
Mas poco provecho voy a sacar yo,
pues antes que los seis años de su exilio
cambien lunas y consuman estaciones,
mi lámpara vacía, mi luz que mengua
la extinguirán la edad y la noche eterna,
morirá mi llama, y ya la ciega muerte
no me dejará que vea al hijo ausente.
RICARDO
Tío, tienes mucha vida por delante.
GANTE
Mas ni un minuto, rey, que vos podáis darme.
Podéis quitarme días con amargura,
robarme noches; darme un mañana, nunca.
Ayudaréis al tiempo a surcar mi cara,
mas ni una arruga impediréis en su marcha.
Vuestra voz puede matarme, mas, ya muerto,
vuestro reino no podrá comprar mi aliento.
RICARDO
Tu hijo está desterrado tras buen dictamen
y tu palabra tuvo parte en la sentencia.
¿Por qué ahora te ensombrece el veredicto?
GANTE
Lo dulce se vuelve amargo al digerirlo.
Me consultasteis como juez, mas yo antes
quisiera haber actuado como padre.

Página 13 de 68
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: