Ricardo II (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 33 de 68

os condena a muerte. - Entregadlos
a la ejecución y al brazo de la muerte.
BUSHY
Más grato me será el golpe de la muerte
que a Inglaterra Bolingbroke. Adiós, señores.
GREEN
Me consuela que el cielo va a acoger nuestras almas
y a castigar la injusticia con las penas del infierno.
BOLINGBROKE
Milord Northumberland, que sean ajusticiados.

[Sale NORTHUMBERLAND con BUSHY y GREEN.]

Tío, decís que la reina está en vuestra casa.
En nombre de Dios, que se le dé buen trato.
Decidle que le envío mis respetos.
Procurad que reciba mis saludos.
YORK
He mandado a uno de mis hombres
con una carta que le asegura tu cariño.
BOLINGBROKE
Gracias, mi buen tío. Venid, caballeros,
a luchar contra Glendower y sus cómplices.
Primero, el trabajo; después, el recreo.

Salen.

III.ii Tambores, clarines y bandera. Entran el rey RicARDO, AUMERLE, [el OBISPO DE]
CARLISLE y soldados.

RICARDO
¿Es ése el que llaman castillo de Barkloughly ?.
AUMERLE
Sí, Majestad. ¿Cómo os sienta este aire
después del balanceo en alta mar?
RICARDO
Me sienta bien por fuerza. Lloro de alegría
al volver a pisar mi reino.
Tierra querida, con la mano te saludo,
herida como estás por caballos de rebeldes.
Cual la madre que ha estado separada de su hijo
y, al verlo, juega con lágrimas y risas,
así yo te saludo, tierra mía, llorando
y sonriendo, y con mis regias manos te acaricio.
No alimentes al enemigo de tu rey,
dulce tierra, ni sacies su apetito con tus frutos,
sino pon en su camino torpes sapos
y arañas que chupen tu veneno ,
para que hostiguen al pie desleal
que con paso usurpador te pisotea.
Produce ortigas contra mis enemigos
y, cuando de tu seno arranquen una flor,
protégela con una víbora escondida
que, al tacto fatal de su doble lengua,
arroje muerte al enemigo de tu rey.
No os burléis, señores, de un conjuro inanimado.

Página 33 de 68
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: