Ricardo II (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 36 de 68


Los viejos han armado su calva cabeza
contra Vuestra Majestad; niños de voz femenil
pugnan por hablar recio y meten sus tiernos miembros
en torpe armadura contra vuestra corona.
Aun quien reza por vos tensa el arco de tejo,
doblemente mortal , contra vuestro Estado.
Hasta la hilandera empuña una pica herrumbrosa
contra el rey. Joven y viejo se revuelven,
y todo está peor de lo que yo cuente.
RICARDO
Demasiado bien cuentas tu mala noticia.
¿Dónde está el Conde de Wiltshire, dónde Bagot?
¿Qué ha sido de Bushy, dónde está Green,
que han dejado que el temible enemigo
mida nuestros territorios con tan firme paso?
Si vencemos, lo pagarán sus cabezas.
Seguro que han hecho la paz con Bolingbroke.
SCROOP
La paz sí la han logrado con él, mi señor.
RICARDO
¡Ah, infames, víboras, condenados sin perdón!
¡Perros, tan pronto zalameros con cualquiera!
¡Serpientes, mordiendo el pecho que les dio calor!
¡Tres Judas, cada uno tres veces peor que Judas!
¿Querían la paz? ¡El terrible infierno
haga la guerra a sus almas manchadas!
SCROOP
Veo que el dulce afecto, al desvirtuarse,
se convierte en el odio más agrio y mortal.
Retirad la maldición. La paz la alcanzaron
con la cabeza, no con la mano. Los que maldecís
sufrieron la herida de la muerte fiera
y yacen muy hondo, en la hueca tierra.
AUMERLE
¿Han muerto Bushy, Green y el Conde de Wiltshire?
SCROOP
Sí, en Bristol los decapitaron a los tres.
AUMERLE
¿Dónde está mi padre, el duque, con sus tropas?
RICARDO
No importa dónde. Nadie hable de consuelo.
Hablemos de tumbas, gusanos y epitafios,
hagamos papel del polvo y, con ojos de lluvia,
escribamos el dolor en el seno de la tierra.
Elijamos albaceas, hablemos de testamentos.
Aunque no, pues, ¿qué podemos legar
al suelo sino un cadáver destronado?
Nuestras tierras, nuestra vida, todo es de Bolingbroke;
nada podemos llamar nuestro, salvo la muerte
y el pequeño molde de la yerma tierra

Página 36 de 68
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: