Ricardo II (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 46 de 68


BAGOT
Ponedme cara a cara a lord Aumerle.
BOLINGBROKE
Primo, acércate y mira a este hombre.
BAGOT
Milord Aumerle, sé que a vuestra osada lengua
le repugna negar lo que antes dijo.
En el tiempo fatal en que se urdió aquella muerte
os oí decir: «¿No es tan largo mi brazo
para alcanzar de la apacible corte de Inglaterra
hasta Calais y la cabeza de mi tío?»
Aquella vez, además de otras cosas,
os oí decir también que rehusaríais
cien mil coronas antes que permitir
que Bolingbroke regresara a Inglaterra,
añadiendo que la muerte de vuestro primo
sería una bendición para el país.
AUMERLE
Príncipes y nobles lores,
¿qué respuesta debo dar a este hombre vil?
¿He de deshonrar mi noble cuna
igualándome a él para darle su castigo?
Si no lo hago, empañaré mi honor
con la infame calumnia de sus labios.
Ahí va mi guante, la sentencia de muerte
que te envía al infierno. Te digo que mientes
y mantendré que es falso lo que has dicho
con la sangre de tu pecho, por indigna que sea
de manchar el temple de mi noble espada.
BOLINGBROKE
Bagot, deténte. No lo recojas.
AUMERLE
Salvo uno presente , ojalá me hubiera provocado
el más grande de toda esta asamblea.
FITZWATER
Si tu valor exige un rango igual,
Aumerle, ahí va mi guante por el tuyo.
Por el sol que me muestra dónde estás,
que te oí decir, y en tono jactancioso,
que tú le diste muerte al noble Gloucester.
Si lo niegas veinte veces, mentirás,
y con mi espada voy a devolverle
tu mentira al corazón que la ha fraguado.
AUMERLE
Cobarde, no te atreves a vivir hasta ese día.
FITZWATER
Por mi alma, que ojalá fuese la hora.
AUMERLE
Fitzwater, al infierno irás por lo que has dicho.
PERCY
Mientes, Aumerle. En esta acusación
su honor es tan claro como tú eres desleal
y, porque lo eres, ahí te arrojo el guante

Página 46 de 68
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: