Ricardo II (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 47 de 68

para probarlo sobre ti hasta el último
aliento de existencia. Atrévete a cogerlo.
AUMERLE
Si no lo hago, ¡que las manos se me pudran
y no puedan ya blandir el acero vengador
sobre el yelmo reluciente de enemigos!
OTRO LORD
Perjuro Aumerle, más carga lanzo a tierra
y te reto con todos los mentís
que, de sol a sol, se te puedan gritar
en tu pérfido oído. Ahí va el guante de mi honor.
Acepta ya el combate si te atreves.
AUMERLE
¿Quién más me reta? Por Dios, que voy por todos.
En mi pecho hay mil bríos para enfrentarme
a veinte mil como vosotros.
SURREY
Fitzwater, recuerdo muy bien
el momento en que Aumerle y tú hablasteis.
FITZWATER
Muy cierto; estabas presente
y puedes dar fe de que es verdadero.
SURREY
¡Por Dios, tan falso como Dios es verdadero!
FITZWATER
Surrey, mientes.
SURREY
Despreciable crío,
tu mentís ha de pesar sobre mi acero
hasta que tome venganza y en la tierra
meta ese mentís y a quien lo ha dado
para que duerma como el cráneo de tu padre;
en prueba de lo cual, ahí va el guante de mi honor.
Acepta ya el combate si te atreves.
FITZWATER
Eres necio espoleando a un caballo fogoso.
Si me atrevo a comer, beber, vivir o respirar,
me atrevo a hacer frente a Surrey en el desierto
y escupirle a la cara diciéndole que miente
y que miente. Arrojo mi prenda de lealtad,
que te liga a un castigo contundente.
Cual aspiro a medrar en este nuevo orden,
Aumerle es culpable de cuanto le acuso.
Además, oí decir al desterrado Norfolk
que tú, Aumerle, enviaste a dos de tus hombres
a matar en Calais al noble duque.
AUMERLE
¡Que un buen cristiano me confíe su guante!
Porque Norfolk miente, ahí va mi reto,
si puede volver para probar su honor.
BOLINGBROKE
Quedan aplazadas las disputas
hasta que regrese Norfolk, que podrá hacerlo,
y, aunque mi enemigo, le sean reintegrados

Página 47 de 68
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: