Entremeses (Miguel de Cervantes Saavedra) Libros Clásicos

Página 46 de 101

CRISTINA. Y más, que todo cuanto me dijo fue confiado en esta cédula que me ha dado de ser mi esposo, que la tengo guardada como oro en paño.
AMO. Muestra; veamos.
ELLA. Leedla alto, marido.
AMO. Así dice: «Digo yo, Lorenzo Pasillas, sota-sacristán desta parroquia, que quiero bien, y muy bien, a la señora Cristiana de Perrazes; y en fee desta verdad, le di ésta, firmada de mi nombre, fecha en Madrid, en el cimenterio de San Andrés, a seis de mayo deste presente año de mil y seiscientos y once. Testigos: mi corazón, mi entendimiento, mi voluntad y mi memoria. LORENZO PASILLAS.» ¡Gentil manera de cédula de matrimonio!
SACRISTÁN. Debajo de decir que la quiero bien, se incluye todo aquello que ella quisiere que yo haga por ella; porque quien da la voluntad, lo da todo.
AMO. ¿Luego, si ella quisiese, bien os casaríades con ella?
SACRISTÁN. De bonísima gana, aunque perdiese la expectativa de tres mil maravedís de renta, que ha de fundar agora sobre mi cabeza una agüela mía, según me han escrito de mi tierra.
SOLDADO. Si voluntades se toman en cuenta, treinta y nueve días hace hoy que, al entrar de la Fluente Segoviana, di yo a Cristina la
mía, con todos los anejos a mis tres potencias; y si ella quisiere ser mi esposa, algo irá a decir de ser castellano de un famoso castillo, a un sacristán no entero, sino medio, y aun de la mitad le debe de faltar algo.
AMO. ¿Tienes deseo de casarte, Cristinica?
CRISTINA. Sí tengo.
AMO. Pues escoge, destos dos que se te ofrecen, el que más te agradare.
CRISTINA. Tengo vergüenza.
ELLA. No la tengas; porque el comer y el casar ha de ser a gusto proprio, y no a voluntad ajena.

Página 46 de 101
 

Paginas:
Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: