Trato de Argel (Miguel de Cervantes Saavedra) Libros Clásicos

Página 25 de 67


HIJO ¿Para qué es mudar el nombre,
si no ha de mudar la fe?
[MERC.] Segundo Eso agora no lo sé.
HIJO No hay castigo que me asombre.
[MERC.] Segundo Alto, venidos tras mí.
HIJO ¡Amados padres, adiós!
PADRE ¡El mesmo vaya con vos!
MADRE ¡Francisco!
[MERC.] Segundo No, no: Mamí.
HIJO Eso no, señor patrón:
Francisco me has de llamar.
[MERC.] Segundo El palo os hará trocar
el nombre y aun la intención.
HIJO Pues me aparta el hado insano
de vos, señor, ¿qué mandáis?
PADRE Sólo, hijo, que viváis
como bueno y fiel cristiano.
MADRE Hijo, no las amenazas,
no los gustos y regalos,
no los azotes y palos,
no los conciertos y trazas,
no todo cuanto tesoro
cubre el suelo, el cielo visto,
te mueva a dejar a Cristo
por seguir al pueblo moro.
HIJO En mí se verá, si puedo,
y mi buen Jesús me ayuda,
cómo en mi alma no muda
la fe, la promesa o miedo.
PREGONERO ¡Oh, qué cristiano se muestra
el rapaz! Pues ¡yo os prometo
que alcéis con sancto aprïeto
la flecha y la mano diestra!
Estos rapaces cristianos,
al principio muchos lloros,
y luego se hacen moros
mejor que los más ancianos.

Sálense, y entran YZUF y SILVIA.

YZUF Dejad, Silvia, el llanto agora;
poned tregua al ansia brava,

Página 25 de 67
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: