Riquezas peruanas: colección de artículos descriptivos escritos para La Tribuna (Modesto Basadre y Chocano) Libros Clásicos

Página 89 de 256

), etc., son
otros tantos eslabones de la inmensa cadena de fuegos subterráneos, que,
como he dicho, viene recorriendo las inmediaciones de las costas de las
Américas, desde Behring a Magallanes.
Las islas Galápagos, todas de origen volcánico; [77] las islas
Sandwich (o Hawaii), parecen ser ramificaciones de esos fuegos
subterráneos. En Hawaii, el volcán Mouna Koa, tiene 4840 metros de altura,
y su cráter es considerado como el más vasto de los conocidos en el orbe.
Toda la costa del Perú da patentes señales de la más violenta acción
volcánica; desde las cordilleras de Cajamarca a los altos de Atacama,
(Bolivia), el Perú se halla cubierto de una serie de picos volcánicos, de
que luego me ocuparé.
El Atacama y otros de Bolivia son monumentos visibles de la
continuación del eslabonamiento y de la acción volcánica en el territorio
de esa República.
Las Cordilleras de Chile son cubiertas de picos volcánicos: con
inmensa grandeza se ostentan los volcanes de Aconcagua (7600 metros), y
Osorno, etc. El fuego volcánico no se apaga por las aguas del Estrecho de
Magallanes; y los volcanes que en él se ven, demuestran la continuación de
su existencia en la Tierra del Fuego.
Ramificaciones de esos fuegos parecen ser el volcán Erebus (7700 m.)
del Continente Austral, extremo Sur; y el volcán Kluches, 4900 metros.
(Kamskatska) extremo Norte.
Hace algunos meses que casualmente me encontré con una obrita que
trataba sobre volcanes y terremotos; y cuyos autores, copiando sin duda
las noticias de poco cuidadosos viajeros, aseguran que toda la América del
Sur sólo ostenta treinta y ocho cráteres volcánicos, de los cuales sólo

Página 89 de 256
 


Grupo de Paginas:               

Compartir:




Diccionario: