Divina Comedia (Dante Alighieri) Libros Clásicos

Página 12 de 454

que como el jefe va delante de ellos: 87

Es Homero, el mayor de los poetas;
el satírico Horacio luego viene;
tercero, Ovidio; y último, Lucano. 90

Y aunque a todos igual que a mí les cuadra
el nombre que sonó en aquella voz,
me hacen honor, y con esto hacen bien.» 93

Así reunida vi a la escuela bella
de aquel señor del altísimo canto,
que sobre el resto cual águila vuela. 96

Después de haber hablado un rato entre ellos,
con gesto favorable me miraron:
y mi maestro, en tanto, sonreía. 99

Y todavía aún más honor me hicieron
porque me condujeron en su hilera,
siendo yo el sexto entre tan grandes sabios. 102

Así anduvimos hasta aquella luz,
hablando cosas que callar es bueno,
tal como era el hablarlas allí mismo. 105

Al pie llegamos de un castillo noble,
siete veces cercado de altos muros,
guardado entorno por un bello arroyo. 108

Lo cruzamos igual que tierra firme;
crucé por siete puertas con los sabios:
hasta llegar a un prado fresco y verde. 111

Gente había con ojos graves, lentos,
con gran autoridad en su semblante:
hablaban poco, con voces suaves. 114

Nos apartamos a uno de los lados,
en un claro lugar alto y abierto,
tal que ver se podían todos ellos. 117

Erguido allí sobre el esmalte verde,
las magnas sombras fuéronme mostradas,
que de placer me colma haberlas visto. 120

A Electra vi con muchos compañeros, 121
y entre ellos conocí a Héctor y a Eneas,
y armado a César, con ojos grifaños. 123

Vi a Pantasilea y a Camila, 124
y al rey Latino vi por la otra parte,
que se sentaba con su hija Lavinia. 126

Vi a Bruto, aquel que destronó a Tarquino, 127
a Cornelia, a Lucrecia, a Julia, a Marcia; 128
y a Saladino vi, que estaba solo; 129

y al levantar un poco más la vista,
vi al maestro de todos los que saben, 131

Página 12 de 454
 

Paginas:
Grupo de Paginas:                       

Compartir:




Diccionario: