El pescador y su alma (Oscar Wilde) Libros Clásicos

Página 33 de 33


Sin embargo, desde entonces, nunca más volvieron a crecer flores en aquel rincón de los Campo de los Retamos, que volvió a quedar tan desierto como lo había sido.
Tampoco volvieron a entrar los hijos del Mar en la bahía, como acostumbraban a hacerlo, porque se fueron a otro lugar del limpio océano.


FIN
Gentileza de El Trauko http://go.to/trauko



El Pescador y su Alma Oscar Wilde


3


6


7


Página 33 de 33
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: