Una mujer sin importancia (Oscar Wilde) Libros Clásicos

Página 36 de 50

.. Bien; no lo creo, mamá. Creo que el mundo debe ser delicioso. Creo que la sociedad debe ser exquisita. Creo que el éxito vale mucho. Estabas equivocada cuando me decías eso, mamá, completamente equivocada. Lord Illingworth es un hombre que ha tenido éxito. Es un hombre de moda. Un hombre que vive en el mundo y para el mundo. Bien; yo lo daría todo por ser como Lord Illingworth.
MISTRESS ARBUTHNOT.-Antes querría verte muerto.
GERALD.-Mamá, ¿qué tienes que oponer a Lord Illingworth? Dímelo... Dime la verdad. ¿Qué es?
MISTRESS ARBUTHNOT.-Es un hombre perverso.
GERALD.-¿Perverso¿ ¿En qué sentido? No entiendo lo que quieres decir.
MISTRESS ARBUTHNOT.-Te lo diré.
GERALD.-Supongo que lo crees malo porque no piensa lo mismo que tú. Los hombres son diferentes de las mujeres, mamá. Es natural que tengan diferentes ideas.
MISTRESS ARBUTHNOT.-No es lo que piensa Lord Illingworth, o lo que no piensa, lo que lo hace malo. Lo hace malo ser como es.
GERALD.-Mamá, ¿es algo que sabes de él? ¿Algo que sabes realmente?
MISTRESS ARBUTHNOT.-Es algo que sé.
GERALD.-¿Algo de lo que estas completamente segura?
MISTRESS ARBUTHNOT.-Completamente segura.
GERALD.-¿Cuánto tiempo hace que lo sabes?
MISTRESS ARBUTHNOT.-Veinte años.
GERALD.-¿Veinte años no es retroceder demasiado en la existencia de un hombre? ¿Y qué tenemos que ver tú y yo con la vida juvenil de Lord Ilhngworth. ¿Qué nos importa?
MISTRESS ARBUTHNOT.-Lo que un hombre ha sido, lo es ahora y lo será siempre.
GERALD.-Mamá, dime lo que hizo Lord Illingworth. Si fue algo vergonzoso, no iré con él. Me conoces lo suficiente para saber que no me iré.
MISTRESS ARBUTHNOT.-Gerald, acércate a mí. Muy cerca, como solías estar cuando eras pequeño, cuando eras mi pequeño hijo. (Gerald se sienta junto a su madre. Ella le acaricia el cabello y después le coge las manos.) Gerald, hubo hace tiempo una muchacha muy joven; tenía unos dieciocho años por entonces. George Harford..., ése era el nombre que antes tenía Lord Illingworth..., la conoció. Ella no sabía nada de la vida. Él... lo sabia todo. Hizo que esta muchacha lo amase... Hizo que lo amase tanto que ella abandonó una mañana la casa de sus padres. Lo amó mucho, ¡y él le prometió casarse con ella. Hizo la promesa solemne de casarse con ella, y ella lo creyó. Era muy joven e ignoraba cómo era la vida realmente. Pero él aplazó el matrimonio semana tras semana, mes tras mes.

Página 36 de 50
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: