La otra vuelta de tuerca (Henry James) Libros Clásicos

Página 92 de 115

Envidié en ese momento, dolorosamente, la sencillez de la relación que la señora Grose podía establecer. Sin embargo, en todo aquel tiempo no ocurrió entre nosotras nada que no fuera ese intercambio de miradas. Lo que tanto la niña como yo nos dijimos fue que ya los pretextos eran virtualmente inútiles. Cuando, al fin, la señora Grose se puso de pie y tomó a la niña de la mano, la reticencia de nuestra comunión fue todavía más clara en la mirada que en ese instante la niña me dirigía: "¡Que me cuelguen si hablo!", parecía decir.
   Fue Flora quien, recorriéndome con la vista con un cándido asombro, habló primero. Parecía sorprendida de vernos con la cabeza descubierta.
   -¿Dónde están sus sombreros?
   -¿Dónde está el tuyo, querida? -le respondí inmediatamente.
   Había recobrado su alegría habitual, y pareció aceptar aquello como una respuesta suficiente.
   -¿Y Miles? -prosiguió.
   Había algo en su aplomo que me sacó de quicio; aquellas dos palabras fueron como dos gotas de agua en la copa que durante semanas y semanas mi mano había mantenido en alto, llena hasta el borde, y que en ese momento, antes de hablar, sentí que se derramaba como un diluvio.
   -Te lo diré si tú me dices... -me oí decir a mí misma.
   -¿Qué quiere que le diga?
   La expresión de angustia de la señora Grose me impresionó, pero era ya demasiado tarde para echarme atrás, así que pregunté, en el tono más amable que me fue posible adoptar:
   -¿Dónde está la señorita Jessel, cariño?

XX

   Lo mismo que en el cementerio con Miles, todo el asunto pendía sobre nuestras cabezas. En gran parte se debía al hecho de que ese nombre nunca había sido pronunciado entre nosotras, y la expresión del rostro de la niña al oírlo constituyó para mí una nueva revelación. En aquel momento, la señora Grose profirió un grito que fue como una barrera que quisiera oponer a mi violencia... el grito de una criatura herida, que en unos segundos fue coreado por un gemido de mi parte.

Página 92 de 115
 


Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: