Mina de Vanghel (Stendhal) Libros Clásicos

Página 2 de 37


Cuánto me gustaría decíale verte casada en este país! En este ingrato país le contestaba su hija, con aire pensativo , en un país donde mi padre, en pago a sus heridas y a veinte años de servicio lealísimo, no encontró sino la vigilancia de la policía más infame del mundo! No, antes cambiar de religión e ir a morir monja en cualquier convento católico.
Mina no conocía las cortes más que por las novelas de su compatriota Augusto Lafontaine. Esos cuadros de Albani suelen presentar los amores de una rica heredera expuesta por el azar a las seducciones de un joven coronel, ayúdame de campo del rey, libertino y de buen corazón. Un amor así, nacido del dinero, horrorizaba a Mina.
Hay algo más vulgar y aburrido decía a su madre que la vida de un matrimonio de ésos un año después de la boda, cuando el marido, gracias a su casamiento, ha llegado a general y la mujer a dama de honor de la princesa heredera? ¿ Qué queda de su felicidad, si llegan a sufrir una quiebra?
El gran duque de C., que no pensaba en los obstáculos que le preparaban las, novelas de Augusto Lafontaine, se propuso que la inmensa fortuna de Mina se quedara en su corte. Para mayor desgracia, uno de sus ayudantes de campo hizo el amor a Mina, acaso «con autorización superiora. No hacía falta más para decidirla a huir de Alemania. La empresa no era nada fácil.
Mamá, dijo un día a la señora de Vanghel , quiero dejar este país, quiero expatriarme.
Cuando hablas así me estremezco: tus ojos me recuerdan a tu pobre padre. Bueno, seré neutral, no ejerceré mi autoridad; mas no esperes que yo solicite de los ministros del gran duque el permiso que necesitamos para viajar por el extranjero.
Mina se sintió muy desgraciada. Los triunfos que le habían valido sus grandes ojos azules, tan dulces, y su porte, tan distinguido, disminuyeron rápidamente cuando se supo en la corte que tenía ideas contrarias a las de Su Alteza Serenísima. Así transcurrió más de un año.

Página 2 de 37
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: