Mina de Vanghel (Stendhal) Libros Clásicos

Página 20 de 37

Pero, si me quedo, ¿cómo evitar las sospechas de monsieur de Ruppert? Con qué fábula?»En el baile de máscaras donde Mina tuvo un encuentro tan enojoso, todos los hombres del gran mundo que, sin ninguna inteligencia, van a los balnearios a pasear su aburrimiento, rodearon a madame de Larcay como de costumbre. Aquella noche, no sabiendo muy bien qué decirle, porque los lugares comunes propios de un salón no resultaban oportunos en un baile de máscaras, le hablaron de la belleza de su doncella alemana. Hasta hubo entre ellos un necio más atrevido que se permitió algunas alusiones poco delicadas a los celos que se atribuían a madame de Larcay. Una máscara muy grosera le aconsejó que se vengara de su marido echándose un amante, estas palabras explotaron en la cabeza de una mujer muy prudente y acostumbrada a la aureola de adulaciones que una elevada posición y una gran fortuna dan a la vida.
Al día siguiente del baile se organizó un paseo por el lago.
Mina quedó libre y pudo ir a casa de la señora Cramer, donde recibió a monsieur de Ruppert, el cual todavía no había vuelto de su asombro.
He sufrido grandes infortunios que han cambiado mi posición, le dijo Mina y me han inducido a hacer justicia a su amor. ¿Quiere casarse con una viuda?
Conque estaba casada en secreto! exclamó el conde, palideciendo.
Cómo no lo adivinó repuso Mina, al ver que le rechazaba, a usted y a los mejores partidos de Francia?
Carácter extraño, pero admirable! exclamó el conde, pro curando hacer olvidar su reacción de asombro.
Me casé con un hombre indigno de mí prosiguió la señorita de Vanghel ; pero soy protestante y mi religión, esta religión que tanto me gustaría verle abrazar, me permite el divorcio. Pero no crea que en este momento puedo sentir amor por nadie, ni aun cuando se tratara del hombre que más estimación y confianza me inspirase. Sólo amistad puedo ofrecerle. Me gusta la vida en Francia; ¿cómo olvidarla cuando se la ha conocido? Necesito un protector; usted tiene un gran nombre, mucho talento, todas las ventajas que da una distinguida posición en la alta sociedad.

Página 20 de 37
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: