Vanina Vanini (Stendhal) Libros Clásicos

Página 17 de 26


Después de tratar muy bien al gentil don Livio durante unos días, Vanina le dijo que no sería nunca su esposo: a su entender, tenía la cabeza demasiado ligera.
-Si no fuera usted un niño -le dijo-, los emplea­dos de su tío no tendrían secretos para usted. Por ejemplo, ¿qué van a hacer con los carbonarios des­cubiertos hace poco en Forli?
A los dos días, don Livio fue a decirle que todos los carbonarlos detenidos en Forli se habían esca­pado. Vanina clavó en él sus grandes ojos negros con la amarga sonrisa del más profundo desprecio y no se dignó hablarle en toda la noche. A los dos días, don Livio fue a confesarle, sonrojándose, que le habían engañado:
-Pero -le dijo- me hice con una llave del despa­cho de mi tío, por los papeles que encontré allí, me he enterado de que una congregación (o comisión), compuesta por los cardenales y los prelados más importantes, se reúnen en el mayor secreto para de­liberar sobre la cuestión de saber si conviene juzgar a esos carbonarios en Ravena o en Roma. Los nue­ve carbonarlos cogidos en Forli, y su jefe, un tal Missirilli, que cometió la tontería de entregarse, es­tán en este momento detenidos en el castillo de San Leo3.
3 Cerca de Rimini, en la Romaña. En este castillo pereció el famoso Cagliostro; en el país se dice que fue estrangulado.
(N. del A.)
A esta .palabra «tontería», respondió Vanina pe­llizcando contodas sus fuerzas al príncipe.
-Quiero ver yo misma los papeles oficiales -le dijo- y entrar con usted en el gabinete de su tío; ha­brá leído mal.
Al oír estas palabras, don Livio se estremeció: Vanina le pedía una cosa casi imposible; pero el ge­nio singularísimo de aquella muchacha encendía su amor. A los pocos días, Vanina, disfrazada de hom­bre y con un pequeño uniforme que llevaba la librea de la casa Savelli, pudo pasar media hora en medio de los papeles más secretos del ministró de la poli­cía. Sintió una viva alegría cuando descubrió el in-forme diario del «detenido Pedro Missirilli».

Página 17 de 26
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: