Las Pónticas (Ovidio) Libros Clásicos

Página 10 de 104

No hablo así por­que sepa más que vosotros, sino porque me conoz­co mejor que mis médicos, y a pesar de esto, confieso que he recibido como un don inestimable el testimonio de tu buena voluntad, o, aplaudo la intención que revela.
IV

A SU ESPOSA
Ya el transcurso de la edad cubre de canas mi cabeza y las arrugas de la vejez surcan mi rostro; y languidecen el vigor y las fuerzas en mi cuerpo que­brantado, y no siento placer en los juegos que di­vertían mis mocedades. Sí de súbito me presentase a tu vista, no acertarías a reconocerme: tal me han pa­rado los estragos del tiempo.
Reconozco que estas son las consecuencias de la edad, bien que existen Otras causas: la ansiedad del alma Y los continuos sufrimientos. Si mis años se contasen por el número de mis males, créeme, sería más vicio que Néstor el de Pilos. ¿No ves cómo el campo de duras glebas quebranta la robustez de los bueyes? Y ¿qué animal resiste lo que el buey? La tie­rra que no huelga en barbecho, agotada por la pro­ducción, llega a la esterilidad, y sucumbe el corcel que toma parte sin descanso en las carreras del cir­co. Por fuerte que sea, el mar destrozará la llave que nunca reposó en seco apartada de las olas. Una serie interminable de penas debilita mi aliento y me en­vejece antes de tiempo. El ocio tonifica el cuerpo y es también alimento del alma, y un inmódico tra­bajo destruye al uno y a la, otra. Recuerda cómo por haber arribado el hijo de Esón a estas comarcas, consiguió las alabanzas de la remota posteridad, y sus trabajos fueron menos duros y penosos que los míos, si el nombre del héroe, no ahoga la voz de la verdad. Él vino al Ponto enviado por Pelias, cuyo poder apenas se extendía a los límites de Tesalia, y a mí me desterró la cólera del César, cuya autoridad temen las tierras del Ocaso y la Aurora. Hemonia se halla más próxima que Roma a las siniestras riberas del Ponto, y se arriesgó en navegación menos pro­longada que la mía.

Página 10 de 104
 

Paginas:
Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: