Las Pónticas (Ovidio) Libros Clásicos

Página 101 de 104


VII
V. 6. AIpinis... regibus. -Ni sabemos a qué reyes de los Alpes alude, ni quiénes fuesen los progenito­res del centurión Vestalis. Plinio cita a Fabio Vesta-lis, autor de un tratado sobre la Pintura; mas no es verosímil que se refiera al mismo personaje a quien escribe Ovidio su epístola laudatoria.
V. 9. Iacyx. -Los Yácigas, que habitaban las ribe­ras del Ponto y la laguna Meotis, se establecieron en los tiempos de Claudio cerca de los Quados, entre el Danubio, el Teis y los montes de Sarmacia.
V. 21. Aegypsos. -Ciudad de la Media inferior, se­gún Antonino.
V. 25. Sithonio regi. -Un rey de Tracia que ocupó parte de la Macedonia.
V. 29. Danni. -Hijo de Pilumno y Dánae, y ante­cesor de Turno.
VIII
V. I.Exculte Suille. -El Suilio que tanto influía sobre Germánico, si es el mismo que menciona Tá­cito al principio del undécimo libro de sus Anales, habremos de reputarle por un sujeto bien desalma­do y villanesco: así lo comprueba su acusación con­tra Valerio Asiático, por cometer adulterio con Popea, por instigar a la gente de guerra con prome­sas y dádivas, y haber hecho con su cuerpo desho­nestos oficios mujeriles, a lo que contestó el acusado con entereza, aplastando su réplica al co­barde acusador.
V. 62. Oechalia. -Ecalia, ciudad Tésala sobre el Peneo.
V. 89. Corallis. - Pueblos de la Misia inferior.
IX
V. 4. Bis senos fasces. -Los dictadores caminaban precedidos de veinticuatro lictores, como magistra­dos, supremos y extraordinarios, impuestos por las circunstancias para salvar la república de inminentes y graves peligros; los cónsules, que después del Cé­sar ejercían la primera autoridad, como no necesita­ban en tiempos normales gran aparato de fuerza, se acompañaban de doce lictores.
V. 45. Hastae supponere. -Las rentas públicas arrendábanse por un lustro o cinco años, y para su adjudicación se plantaba una pica, como en las al­monedas; costumbre tomada de los campamentos, donde se recoge botín alrededor de una lanza, antes de distribuirlo entrejefes y soldados.
X
V. 4. Aibinovane. - Cayo Pedo Albinovano, dis­tinto del Celso Albinovano a quien Horacio dedicó una de sus epístolas.

Página 101 de 104
 



Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: