El Conde Lucanor (Juan Manuel) Libros Clásicos

Página 75 de 207

Et sopo cómo Saladín era muy caçador.
Et él tomó muchas buenas aves et muchos buenos canes, et fuesse para Saladín; et partió aquellas sus galeas et puso una en cada puerto, et mandóles que nunca se partiessen ende fasta quel gelo mandasse.
Et desque él llegó al soldán, fue muy bien reçebido, pero non le besó la mano nin le fizo ninguna reverençia de las que omne deve fazer a su señor. Et Saladín mandól’ dar todo lo que ovo mester, et él gradesçiógelo mucho, mas non quiso tomar del ninguna cosa et dixo que non viniera por tomar nada de’l; mas por cuanto bien oyera dezir de’l, que si él por bien toviesse, que quería bevir algún tiempo en la su casa por aprender alguna cosa de cuanto bien avía en él et en las sus gentes; et porque sabía que el soldán era muy caçador, que él traía muchas aves et muy buenas, et muchos canes, et si la su merçed fuesse, que tomasse ende lo que quisiesse, et con lo quel’ fincaría a él, que andaría con él a caça, et le faría cuanto serviçio pudiesse en aquello et en ál.
Esto le gradesçió mucho Saladín, et tomó lo que tovo por bien de lo que él traía, mas por ninguna guisa nunca pudo guisar que el otro tomasse de’l ninguna cosa, nin le dixiesse ninguna cosa de su fazienda, nin oviesse en­trellos cosa porque él tomasse ninguna carga de Saladín porque fuesse tenido de lo guardar. Et assí andido en su casa un grand tiempo.
Et como Dios acarrea, cuando su voluntad es, las cosas que Él quiere, guisó que alançaron los falcones a unas grúas. Et fueron matar la una de llas grúas a un puerto de la mar do estava la una de las galeas que el yerno del conde ý pusiera. Et el soldán, que iva en muy buen cavallo, et él en otro, alongáronse tanto de las gentes, que ninguno dellos non vio por do iva. Et cuando Saladín llegó do los falcones estavan con la grúa, descendió mucho aína por los acorrer.

Página 75 de 207
 


Grupo de Paginas:             

Compartir:




Diccionario: