El Conde Lucanor (Juan Manuel) Libros Clásicos

Página 95 de 207

E de­cendió del cavallo e fincó los hinojos en el suelo e adoró el cuerpo de Dios; e la hostia, que estava de’l alóngada, saltó del lodo donde estava en la falda de don Lorenço Suárez.
E cuando los moros esto vieron, ovieron ende grande pesar e metieron mano a las espadas e a palos e piedras e binieron contra don Llorenço Suárez por lo matar; e él metió mano a la espada con que descabeçara el mal clérigo, e començóse a defender. E cuando el rey oyó este ruido e bio que querían matar a don Llorenço Suárez, mandó que non le fiziesen ningún mal, e preguntó qué fuera aquello. E los moros, con muy gran quexa e braveza, dixéronle cómo pasara aquel fecho. E el rey se quexó e le pesó desto mucho, e preguntó muy sañudamente a don Lorenço Suárez por qué lo fiziera; e don Lorenço Suárez le dixo que bien sabía que él non era de la su ley, enpero que el rey esto sabía que fiava del su cuerpo e que le escogiera para esto cuidando que hera leal, e que por miedo de muerte non dexaría de lo guardar; e pues si él lo tenía por tan leal, que cuidava que faría esto por él, que era moro, que parase mientes, si él leal hera, qué devía fazer si era cristiano por guardar el cuerpo de Dios, que es rey de los reyes e señor de los señores, e que si por esto le mandase matar, que nunca bería él mejor día.
E cuando el rey esto oyó, plúgole mucho de lo que don Llorenço Suárez fiziera e amóle e precióle e fizo mucho más de’l de allí adelante.
E vós, señor conde Lucanor, si sabedes que aquel omne que conbusco quiere guarecer es buen omne en sí et podedes de’l fiar, cuanto por lo que vos dizen que fizo algunas cosas sin razón, non lo devedes por eso partir de vuestra compañía; ca por aventura aquello que los omnes cuidan que fue sin razón non lo fue, assí como cuidó el rey que don Llorenço Suárez fiziera desaguisado en matar aquel clérigo, e don Lorenzo Suárez fizo el mejor fecho del mundo.

Página 95 de 207
 


Grupo de Paginas:             

Compartir:




Diccionario: