Reconquistar Plenty (Colin Greenland) Libros Clásicos

Página 147 de 455

Mogul y Marco estaban arrojando cosas dentro de una maleta. Los comensales se habían puesto en pie derribando sus sillas, gritaban y volvían la cabeza hacia los robots que seguían retirándose en dirección a la cocina. Unas cuantas personas blandían armas y corrían hacia las salidas.
Tabitha cogió su bolsa de viaje y echó a correr.
BITACORA BGK009059
TXJ .STD
IMPRIMIR
A0a]XXc:B27! / Aa,A/ l 09€[222
¿MODALIDAD? VO
¿FECHA ESPACIAL? 11.07.1
ADELANT
Alice, ¿recuerdas la vez en que llevamos a bordo a un eladeldi? SÍ
EL SEÑOR TREY... SE LLAMABA ASI, ¿VERDAD

¿Y QUÉ HACÍA
Perder el tiempo revolviendo montañas de papeles viejos
TODOS ESOS ARCHIVADORES... ¿ESTABAN LLENOS DE PAPELES
VIEJOS? Aparentemente sí. Cincuenta archivadores de acero gris con cuatro cajones
en cada uno, y cada cajón estaba lleno de papeles viejos. ¿APARENTEMENTE? ¿POR QUÉ HA DICHO "APARENTEMENTE"? Porque nunca vi ni la esquina de un solo papel. ¿Y NO SINTIO CURIOSIDAD, CAPITANA? Mucha. Sentí muchísima curiosidad. De ahí vino todo. OH, UNA HISTORIA DE MISTERIO... QUÉ BIEN. Ocurrió en la Tierra. Tú estabas en el Puerto de Brasilia y yo me
encontraba a unos cuantos kilómetros de distancia. Estaba durmiendo en un motel barato. La recepcionista fue hasta mi cabaña y llamó a la puerta. Eran las cinco de la madrugada. "¿Capitana Jute? -dijo-. La llaman por teléfono". Nadie sabía que estaba allí, y el que me llamaran por teléfono ya era sorprendente. Había salido del puerto en la bicicleta y escogí aquel motel como podría haber escogido cualquier otro.
Cogí el teléfono y oí una voz que hablaba con acento norteamericano. Me pareció que era una mujer, pero también podría haber sido un robot. -¿Capitana Tabitha Jute? -preguntó la mujer o el robot. -Sí -dije yo. -¿Es usted la propietaria y conductora del transporte espacial de mercancías clase Bergen K Bravo Golf bla-bla-bla? -quiso saber. -Sí -dije yo. Me pregunté qué norma habría infringido y cuánto dinero iba a costarme la infracción. -¿Su vehículo está disponible actualmente? -preguntó. Desperté de golpe y le dije que sí. -Diríjase inmediatamente a bla-bla-bla -dijo la voz, y yo le dije que esperara un momento y cogí algo para anotarlo.
Me envió a una pista fría y azotada por el viento en pleno centro de la nada. Era una de esas propiedades de las llanuras del centro del país, las que son todas iguales y no se pueden distinguir unas de otras.

Página 147 de 455
 


Grupo de Paginas:                       

Compartir:




Diccionario: