La hidalga del valle (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 17 de 27

encontré en la edad primera
sobre las ondas del mar,
que hidrópicas, y sedientas,
bebieron el universo,
aquella arca hermosa, aquella
que corrió sobre las ondas,
sin temor de la tormenta.
No en vano, no, en la segunda,
entre el destierro y miseria
de los peregrinos hijos
de Israel, vi al alba bella
llorar un manso rocío
sobre una cándida y tersa
piel, siendo el llanto del alba,
al caer, lágrimas tiernas;
al llegar, menudo aljófar,
y al irse cuajando, perlas.
Y no en vano se imagina
en la Ley de Gracia eterna
reservada del incendio
alguna mansión inmensa;
¿pero qué digo? ¿Qué digo?
Miente mi voz si confiesa
que es verdad que sin mi Culpa
puede ser Concepción ésta,
por más figuras y sombras,
y por más que con diversas
gracias presuma la Gracia
pasmar la Naturaleza.
Privilegio de Dios tengo
(su mano me lo dio mesma)
de que nadie nacería
sin reconocer la deuda
que como pecheros pagan
los descendientes de Eva.
Aqueste valle no es
posible que exentos tenga,
porque todo es behetría,
y todos pagan en ella;
y así, a aquesta Concepción
pondré pleito ante su eterna
Cancillería.
CULPA No dudes
que salgas con la sentencia
(haz notorio el privilegio
de que están las leyes llenas)
en tu favor, pues en todas
hay quien la Culpa confiesa,
y en todas tres tus letrados
Job, David y Pablo sean;
y habiéndola requerido
con él a sus mismas puertas,
si no te le obedecieren,
saca desde luego prendas,
que serán las opiniones
encontradas que padezca;
y si quisiere cobrarlas
por hidalga o por exenta,
litigue a ejecutoria,
pruebe hidalguía y limpieza.
(Sale. Entra EL PLACER.)
PLACER Si probará que eso sólo
me vuelve a echar acá fuera.
FUROR ¿Adónde está el privilegio
que tu justicia sustenta?
CULPA En el Génesis está;

Página 17 de 27
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: