El cordero de Isaias (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 23 de 42


HEBREO Sí dirá, y sin perder tiempo; vente conmigo, que en el camino 1270 lo sabrás.
ROMANO Pues ¿dónde quieres que contigo vaya?
HEBREO Al templo a que su voto celebre.
ROMANO ¿A qué templo si, ya muerta tu sinagoga, no tienes 1275 según las contrariedades de tus divididas gentes, ni templo, ni ara, ni altar?
BEHOMUD Ya es muy otro caso este: ¿muerta está la sinagoga? 1280
ROMANO Sí, y pues a la oblación de ese sacrificio le ha faltado a quien dedicada viene lógrala en mi templo.
BEHOMUD No haré tal, que si de oriente 1285 por no celebrar en templo que fue gentil, vengo a este ¿cómo de este iré al gentil?
ROMANO Dándote yo una y mil muertes si no adoras a mis dioses. 1290
HEBREO No harás, que yo defenderle sabré.
BEHOMUD También sabré yo sentir que tú me defiendes, mientras no sé qué entreoí de la sinagoga.
HEBREO Advierte 1295 que también sabré quitarte la vida yo.
ROMANO Y yo oponerme en su defensa.
BEHOMUD ¿Quién vio tan equívoco accidente como, por matarme dos, 1300 ser dos los que me defienden?
HEBREO Conmigo ven.
ROMANO Ven conmigo.
BEHOMUD Sin que uno ni otro me lleve, iguales dejaré a entrambos.
LOS DOS ¿De qué suerte?
BEHOMUD De esta suerte: 1305 que osadamente librarme no es huir cobardemente. Vase.
ROMANO Aunque tus plantas sean alas, te he de alcanzar. Vase.
HEBREO Aunque vueles con las alas de tus plumas, 1310 he de seguirte. Vase.
CANDACES.
Despierta ¡Oh, aleves, cobardes, tiranos! Pero ¿dónde voy de aquesta suerte? ¿dónde estoy que en mí no estoy? ¡Qué extraño sueño! ¡Qué fuerte 1315 ilusión! ¡Qué fantasía tan extraña! ¡Qué vehemente aprehensión! ¡Toda soy fuego, que me hiela! ¡Toda nieve, que me abrasa! Y pues no sé 1320 de mí misma, mientras llegue a cobrarme en mis sentidos, ¡valedme, Cielos, valedme!

Página 23 de 42
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: