Las armas de la hermosura (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 45 de 90



¿Qué mucho, si en el cruel
dolor de mi sentimiento
centro es de la voz el viento, lugar donde descansa
y de la pluma el papel? naturalmente una cosa
1945 La hoja al voto he de volver*;
no haga el ejemplar mi pena;
que, si un padre le condena,
un contrario, ¿qué ha de hacer?)
Ahora votad vos.
LELIO: (Que añada
1950 dolor a dolor es suma
fuerza, y que empuñe la pluma,
cuando debiera la espada. i.e., para vengarme
Entre cólera y templanza
yo me enfreno y yo me irrito;
1955 que vengarme por escrito
venganza es, mas ruin venganza. Según el código del
Y será acción mal distinta*, duelo, los nobles despre-
aunque Roma sea mi madre, ciaban el recurso a las
que vierta sangre mi padre, autoridades judiciales.
1960 y yo la lave con tinta.
Y así perdone esta vez, *(aquí) baja, ignoble
que entre juez y caballero
para conmigo, primero
fui caballero que juez.)

Escribe

1965 Ya firmé y volví la hoja.
AURELIO: Votad vos ahora, Enio.
ENIO: (¡Qué poco tendrá mi ingenio
que pensar en tal congoja!
Pues si ausentarle consigo sacarlo de Roma
1970 con mi voto, es cierto que
como juez conseguiré
lo que intenté como amigo.)

Escribe

También yo he firmado.
AURELIO: Pues
por si alguno se mejora, cambia de parecer
1975 conferido, leed ahora
los votos de todos tres.
RELATOR: «Habiendo considerado
de Coriolano la fiera

culpa, mi voto es que muera.
1980 Aurelio, por el Senado.»
«Atento a la gran proeza

Página 45 de 90
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: