Triunfar muriendo (Pedro Calderón de la Barca) Libros Clásicos

Página 33 de 48

que tú pusiste en mi mano,
para usar a mi albedrío
de una y otra, aunque conozco
cuánto es tuyo su dominio 1240
y que tú puedes quitarla,
a dártela me anticipo
porque goces voluntario
lo que pudieras preciso.
Mi vida y alma en tus manos, 1245
con mi voluntad resigno.
Dale el hacha
Defiéndelas tú, que yo
no basto contra enemigo
tan poderoso; y así,
dél huyendo, me retiro 1250
deste suntuoso alcázar
al más tenebroso limbo.
Admite, ya que no el don,
del don el culto.
Vase

REY Sí admito, porque vean los mortales 1255 que tienen Rey tan benigno que toma sobre sus hombros de su vida los conflictos, ansias y tribulaciones; y que habiéndose seguido 1260 aquesta resignación al sacramento divino
v.
1224 el v. escrito al margen derecho junto a ´siempre que el me llame asisto´ y al margen izquierdo ´veais todos´, tachados ambos

v.
1230el v. escrito al margen derecho junto a ´pasando por el bautis´- tachado

v.
1249tras ´y´, ´huyendo´ tachado; a su derecha ´asi´

v.
1250´huyendo´ interlineado sobre tachadura que no leo

v.
1253la ´a´ de ´admite´ escrita sobre una ´y´


de la Comunión, el Hombre en Mí vive y Yo en él vivo. Y pues ya la humana vida
1265 está en mi mano y recibo en ella sus propensiones,
[a la Muerte] ¿qué aguardas? Prevén el filo contr
mí, que contra él habías
fiera, prevenido.
1270
MUERTE Sí haré. Mas ¡ay, infeliz! que al intentar conseguirlo, de tal suerte me estremezco, me pasmo y me atemorizo, que pienso que tierra y cielo 1275 me están diciendo al oído:

Página 33 de 48
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: