La aventura de los monigotes (Arthur Conan Doyle) Libros Clásicos

Página 24 de 24


-A ver, Watson, si es usted capaz de leerla -dijo sonriente. No contenía palabras, sino esta pequeña hilera de monigotes.
-Si utiliza el código que les he explicado -dijo Holmes-, verá que significa simplemente Come here at once ( «Ven en aquí al instante»). Estaba convencido de que se trataba de una invi­tación que no rechazaría, va que no podía sospechar que viniera de nadie más que de la dama. Y así, querido Watson, hemos conseguido sacar algún bien de estos monigotes que con tanta frecuencia fueron agentes del mal, v creo haber cumplido mi promesa de proporcionarle algo fuera de lo corriente para su archivo. Nuestro tren pasa a las tres cuarenta. Podemos llegar a Baker Street a tiempo para la cena.
Unas breves palabras a manera de epílogo:
El norteamericano Abe Slaney fue condenado a muerte en la sesión de invierno del Tribunal de Apelación de Norwich; pero se le conmutó la pena por otra de trabajos forzados, teniendo en cuenta ciertas circunstancias atenuantes y la convicción de que Hilton Cubitt había disparado el primer tiro.
De la señora de Hilton Cubitt, sólo sé que oí decir que se recuperó por completo y ha permanecido viuda, dedicando su vida al cuidado de los pobres y la administración de las propie­dades de su esposo.


Página 24 de 24
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: