La aventura del cliente ilustre (Arthur Conan Doyle) Libros Clásicos

Página 20 de 27

Desenvolvió ésta y quedó a la vista un fino platillo del más bello color azul oscuro.
-Es preciso manejarlo con sumo cuidado, Watson. Es una auténtica porcelana cáscara de huevo de la dinastía Ming. Es la pieza más fina que ha pasado por la casa Christie. Un juego completo valdría como para pagar el rescate de un rey; a decir verdad, es dudoso que exista un solo juego completo fuera del palacio imperial de Pekín. Un verdadero entendido se saldría de sus casillas viendo este platillo.
-¿Y qué he de hacer con él?
Holmes me entregó una tarjeta en la que estaban escritas estas palabras:
Dr. Hill Barton, 369 Half Moon Street
-Así es corno usted se llamará por esta noche, Watson. Irá usted a visitar al barón Gruner. Estoy bastante enterado de sus costumbres y es probable que a las ocho y media se encuentre desocupado. Se le avisará por adelantado con una carta que usted va a pasar a visitarle, y usted le dirá que le lleva un ejemplar de un juego absolutamente único de porcelana Ming. Puede usted incluso afirmar que es médico, porque ése es un papel que representa usted sin duplicidad. Usted es coleccionista, el juego en cuestión vino a parar a sus manos, ha oído hablar del interés que el barón se toma en este asunto, y no tendría inconveniente en vendérselo si se ponen de acuerdo en el precio.
-¿En qué precio?
-Bien preguntado, Watson. Es seguro que si usted no conoce el valor de lo que vende, podría quedarse muy por debajo en el pedir. Ha sido sir James quien me ha proporcionado este platito que procede, según yo creo, de la colección de su cliente.
Si usted le dice que es difícil encontrar cosa igual en el mundo no exagerará.
-Tal vez convendría que le ofreciese someter la tasación a un perito
-¡Magnifico, Watson! Hoy tiene usted verdaderos destellos. Sugiérale a Christie o a Sotheby. Su delicadeza le veda ponerle usted mismo precio.
-¿Y si no me recibe?
-Sí que le recibirá. Tiene la manía coleccionista en su forma más aguda, y especialmente en Porcelanas, asunto en el que está reconocido como una autoridad.
Siéntese, Watson, que voy a dictarle yo mismo la carta. No necesita contestación. Se limitará a decirle que va usted a visitarle y con objeto.

Página 20 de 27
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: