La Nueva Revelación. El Espiritismo (Arthur Conan Doyle) Libros Clásicos

Página 17 de 132

Cierto es que en -esto como en cualquier otro uso- podemos cometer abusos si perdemos nuestro sentido general de la prudencia. Repito que la simple posesión de estas facultades es una razón sólida para sostener que es legítimo y hasta obligatorio utilizarlas.
También debemos recordar que el argumento de ciencia demoníaca, reforzado con la cita de textos más o menos apropiados, ha sido invocado siempre a propósito de todo progreso de los conocimientos humanos. También se han opuesto a la astronomía nueva y Galileo se vio obligado a retractarse. Se utilizó contra Galvani y la electricidad, y contra Darwin, quienes seguramente habrían sido conducidos a la hoguera si hubieran vivido unos siglos antes. Análoga objeción se le ha hecho a Simpson respecto al "empleo del cloroformo en los partos, con el pretexto de que la Biblia dice: Pariréis con dolor". Un alegato con tal frecuencia empleada y tan a menudo desechada no puede ser considerado muy en serio.
No obstante, a quienes lo consideren un obstáculo desde el punto de vista teológico, les aconsejo la lectura de dos libros, escritos ambos por eclesiásticos. El primero es ¿Is Spiritualim of the Devil?, por el pastor Fielding Ould, y el otro se titula Our self after Death, y su autor es el pastor Arthur Chamber. También puedo recomendar los escritos del pastor Charles Tweedale acerca de esta cuestión. Añadiré, por último, que cuando hice público por primera vez mi punto de vista, una de las primeras cartas de simpatía que recibí fue la del difunto archidiácono Wilberforce.
Hay algunos teólogos que no sólo se oponen al Espiritismo religioso, sino que llegan a decir que los fenómenos y las comunicaciones proceden de los demonios, los cuales fingen ser nuestros muertos o pretenden ser celestes mediadores. Resulta difícil admitir que quienes expresan semejantes opiniones hayan tenido alguna vez una experiencia personal de los efectos consoladores y verdaderamente elevados de estas comunicaciones sobre aquellos a quienes benefician. Ruskin ha declarado que su convicción de la vida futura se la debía al Espiritismo, aun cuando haya añadido -falto de lógica y con ingratitud- que le bastaba con la noción que de él tenía y que no deseaba ir más lejos. No obstante, es considerable el número -quorum pars parva sum *- de los que pueden declarar sin reserva alguna que pasaron del materialismo a la creencia en la vida futura, con todo lo que ésta implica, por obra exclusiva del estudio de esta cuestión.

Página 17 de 132
 

Paginas:
Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: