La Nueva Revelación. El Espiritismo (Arthur Conan Doyle) Libros Clásicos

Página 39 de 132

Este ejemplo es indiscutiblemente ajeno a toda coincidencia y perfectamente convincente e ilustra los singulares procedimientos de los Espíritus, mostrando que éstos, en vez de ir directamente al nudo del problema, prefieren llegarse a él por medio de consideraciones secundarias. No puede explicarse esta limitación de poder sino suponiendo que en el Más Allá algún ángel infinitamente prudente aconseje a los Espíritus del siguiente modo: "No les hagáis las cosas demasiado fáciles; dadles ocasión de hacer trabajar a su inteligencia. Si les allanáis todas las dificultades se convertirán en simples autómatas". Sea cual fuere el valor de esta explicación, el hecho en cuestión es verdaderamente digno de atraer la atención.
También hay que subrayar, a propósito de las comunicaciones que tenemos con los Espíritus, la incertidumbre en que éstos se encuentran con respecto a la fecha en que han de suceder los acontecimientos. Sobre este particular se engañan casi invariablemente. Probablemente la idea que se tiene del tiempo en la Tierra es distinta de la del Más Allá, lo cual podría explicar la confusión. Como ya dije antes, tenemos la ventaja de contar con una señora que se halla dotada de la facultad de escritura automática. Esta señora se encuentra en estrecha comunicación con tres hermanos suyos muertos en la guerra. Cuando recibe mensajes de sus hermanos no suele engañarse en cuanto a los hechos; pero casi siempre se equivoca en lo relacionado con las fechas. En un caso, digno de observación, hizo una excepción a su costumbre. Sus profecías sobre los acontecimientos públicos solían retrasarse varias semanas y hasta varios meses; pero en este caso anunció con gran exactitud la llegada de un telegrama de África. El telegrama había sido enviado, efectivamente, pero se retrasó por el camino, lo que parecería probar que esta señora puede predecir los acontecimientos en curso y calcular el tiempo que llevará que se cumplan. Por otra parte, he de reconocer que nos reveló confidencialmente la fuga de su cuarto hermano, prisionero en Alemania, aconteci­miento que se cumplió. En todo caso expreso mis reservas en cuanto al poder limitado de las facultades proféticas.
Aparte de todas estas limitaciones, tenemos que conservar por desgracia una absoluta sangre fría con respecto a las inteligencias malintencionadas. Todas las personas que se han ocupado de Espiritismo podrían citar ejemplos de crueles desengaños, y, sin embargo, sus experimentos han podido contener en muchas oportunidades, mensajes buenos y verdaderos.

Página 39 de 132
 

Paginas:
Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: