La Nueva Revelación. El Espiritismo (Arthur Conan Doyle) Libros Clásicos

Página 42 de 132

Ya ha pasado, por tanto, el tiempo de las investigaciones y hace mucho que ha sonado la hora de las realizaciones.
¿Nos ha de bastar con observar estos fenómenos sin preocuparnos para nada de su trascendencia, al igual que un grupo de salvajes contemplaría una instalación telegráfica sin apreciar los mensajes que transmitiera? ¿O bien estamos decididos a reconocer el valor de estas sutiles y enigmáticas comunicaciones del Más Allá y sentar los cimientos de una religión fundada, al mismo tiempo, en la razón humana y en la inspiración de los Espíritus? Estos fenómenos, después de haber sido un juego de sociedad, empiezan a ser objeto de discusiones científicas y sirven o servirán para edificar un sistema filosófico­religioso bien preciso, relacionado, por una parte, con las antiguas tradiciones, sin dejar de ser, por otra parte, absolutamente nuevo. Las pruebas en que se apoya este sistema son tan numerosas que haría falta una biblioteca entera para contenerlas; los testigos a quienes se las debemos no viven en la sombra, en un pasado oscuro e inaccesible a nuestro control, sino que son contemporáneos nuestros, hombres de una inteligencia y de un carácter por los que todos respetan.
La situación en su conjunto se reduce, a juicio mío, a considerar las dos alternativas siguientes: o suponer que ha habido una epidemia de locura que ha abarcado a dos generaciones y dos continentes, afectando a hombres y mujeres eminentemente sanos, desde cualquier punto de vista, o bien admitir que desde hace algunos años hemos recibido de una fuente divina una Nueva Revelación -el Espiritismo- que aventaja en mucho a los más grandes sucesos religiosos acontecidos desde la muerte de Jesucristo, ya que la Reforma no fue nada más que una readaptación del Catolicismo, en tanto que esta Nueva Revelación modifica completamente la visión de la muerte y el destino de los humanos. Entre ambas hipótesis no cabe vacilación alguna. La teoría de que el Espiritismo sólo consiste en fraudes y mentiras no resiste ante la evidencia. O es la más absoluta locura o es una revolución que nos hace mirar cara a cara a la muerte, sin miedo alguno, y que a la vez nos sirve de inmenso consuelo cuando los seres que amamos trasponen los límites de este mundo.
Quisiera agregar algunos consejos prácticos para quienes reconozcan la veracidad de mis palabras. Nos hallamos en presencia de un movimiento profundo y nuevo, el más considerable de toda la historia de la humanidad.

Página 42 de 132
 

Paginas:
Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: