El ricachón en la corte (Moliere) Libros Clásicos

Página 3 de 54


JOURDAIN. -¡Hola, señores! ¿Qué hay? ¿Vamos a ver esas bufonadas?
MAESTRO DE BAILE. -¿Cómo?... ¿A qué bufonadas os referís?
JOURDAIN. -¡Bah!... Pues ¿cómo le llamáis a eso? ¿Prólogo, intermedio o diálogo lírico-bailable?
MAESTRO DE BAILE. -¡Ah!
MAESTRO DE MÚSICA. -Ved que estamos listos.
JOURDAIN. -Os he hecho esperar un rato; pero es que hoy he querido vestirme como las personas de calidad, y mi sastre me ha enviado unas medias de seda que creí no llegaría jamás a ponérmelas.
MAESTRO DE MÚSICA. -Nuestra obligación es aguardaros.
JOURDAIN. -Os ruego a ambos que no os marchéis hasta que me hayan traído el traje, para que me lo veáis puesto.
MAESTRO DE BAILE. -Como os plazca.

JOURDAIN. -Me veréis bizarramente equipado de pies a cabeza.
MAESTRO DE MÚSICA. -¿Quién lo duda?...
JOURDAIN. -También me he mandado hacer esta bata
MAESTRO DE BAILE. -Que es preciosa.
JOURDAIN. -Me ha dicho mi sastre que es la prenda que usan por la mañana las gentes distinguidas.
MAESTRO DE MÚSICA. -¡Y qué bien os sienta!
JOURDAIN. -¡Hola!... ¿y mis criados?
CRIADO PRIMERO. -¿Qué manda el señor?
JOURDAIN. -¡Nada!
MAESTRO DE BAILE. -¡Magníficas!
(Jourdain se entreabre la bata para que le vean los calzones de terciopelo rojo y el justillo velludo verde que lleva puestos.) Ved esta ropilla para andar por casa.
MAESTRO DE MÚSICA. - Muy elegante.
JOURDAIN. -¡Criados!
CRIADO PRIMERO. -¡Señor!
JOURDAIN.-¿Y el otro criado?
CRIADO SEGUNDO. -¡Señor!
JOURDAIN(Quitándose la bata que entrega a los criados) -Tomad. (A los maestros.) ¿Estoy bien así?
MAESTRO DE BAILE. -Muy bien. No cabe mejor.
JOURDAIN. -Y ahora vamos a ocuparnos de vuestros asuntos.
MAESTRO DE MÚSICA. -Primeramente, quisiera haceros oír la serenata que me habéis encargado. Acaba de componerla uno de mis discípulos que tiene un talento extraordinario para estas cosas. JOURDAIN. -Sí, pero no se deben encomendar ciertos trabajos a un estudiante. ¿No os bastáis vos para ello?
MAESTRO DE MÚSICA. -La condición de estudiante no debe llamaros a engaño. Hay discípulos que saben tanto como los más grandes maestros. La misma composición os lo demostrará, porque no puede oírse nada más lindo.

Página 3 de 54
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: