A través del espejo (Lewis Carroll) Libros Clásicos

Página 51 de 85

cuando los campos están blancos,
canto esta canción en tu loor.
-Sólo que no la canto -añadió a modo de explicación.
-Ya veo que no -dijo Alicia.
-Si tu puedes ver si la estoy cantando o no, tienes más vista que la mayor parte de la gente -observó severamente Humpty Dumpty. Alicia se quedó callada.

En primavera,
cuando verdean los bosques,
me esforzaré por decirte lo que pienso

Muchísimas gracias -dijo Alicia.

En verano,
cuando los días son largos
a lo mejor llegues a comprenderla.

En otoño,
cuando las frondas lucen castañas,
tomarás pluma y papel para anotarla.

-Lo haré si aún me acuerdo de la letra después de tanto tiempo -prometió Alicia.
-No es necesario que hagas esos comentarios a cada cosa que digo -recriminó Humpty Dumpty- no tienen ningún sentido y me hacen perder el hilo...
Mándeles a los peces un recado:

«¡Qué lo hicieran ya de una vez!»
Los pequeños pescaditos de la mar
mandáronme una respuesta a la par.

Los pequeños pescaditos me decían:
«No podemos hacerlo, señor nuestro, porque...»

-Me temo que no estoy comprendiendo nada -interrumpió Alicia.
-Se hace más fácil más adelante -aseguró Humpty Dumpty.
Otra vez les mandé decir:

«¡Será mejor que obedezcáis!»
Los pescaditos se sonrieron solapados.
«Vaya genio tienes hoy», me contestaron.

Se lo dije una vez y se lo dije otra vez.
Pero nada, no atendían a ninguna de mis razones.

Tomé una caldera grande y nueva,
que era justo lo que necesitaba.

La llené de agua junto al pozo
y mi corazón latía de gozo.

Entonces, acercándoseme me dijo alguien:
«Ya están los pescaditos en la cama».

Le respondí con voz bien clara:
«¡Pues a despertarlos dicho sea!»
Se lo dije bien fuerte y alto;
fui y se lo grité al oído...

Humpty Dumpty elevó la voz hasta aullar casi y Alicia pensó con un ligero estremecimiento: -¡No habría querido ser ese mensajero por nada del mundo!
Pero, ¡qué tipo más vano y engolado!

Me dijo: «¡No hace falta hablar tan alto!»
¡Si que era necio el badulaque!
«Iré a despertarlos» dijo «siempre que...»
Con un sacacorchos que tomé del estante

Página 51 de 85
 



Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: