Coplas a la muerte de su padre (Jorge Manrique) Libros Clásicos

Página 2 de 8

descansamos.
6.- Este mundo bueno fue si bien usásemos dél como debemos, porque, según nuestra fe, es para ganarse aquel que atendemos. Aun aquel Fijo de Dios, para sobirnos al cielo, descendió a nascer acá entre nos, y a vivir en este suelo do murió.
7.- Ved de cuán poco valo
son las cosas tras que andamos
corremos
que en este mundo traidor
aun primero que muramo
las perdemos
dellas deshace la edad
dellas casos desastrado
que acaescen
dellas por su calidad
en los más altos estados desfallescen

8.- Decidme: la hermosura,
gentil frescura y te
de la cara
la color e la blancura, cuand
viene la vejez, ¿cuá
se para
Las mañas e ligerez
e la fuerza corporal de juventud, tod
se torna gravez
cuando llega al arraba
de senectud

9.- Pues la sangre de los godos,
el linaje e la noblez
tan crescida
¡por cuántas vías e modos s
pierde su gran altez
en esta vida
Unos, por poco valer
por cuán bajos e abatidos qu
los tienen
otros que, por non tener
con oficios non debido
se mantienen

10.- Los estados e riqueza, que nos dejen a deshora ¿quién lo duda? non les pidamos firmeza pues que son de una señora que se muda, que bienes son de Fortuna que revuelve con su rueda presurosa, la cual non puede ser una ni estar estable ni queda en una cosa.
11.- Pero digo que acompañen
lleguen fasta la fuesa

Página 2 de 8
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: