La caja de bombones (Agatha Christie) Libros Clásicos

Página 13 de 13

Mientras Poirot se inclinaba hacia mí con una expresión interrogante miré su rostro inocente y mi corazón se conmovió. A menudo me había hecho sufrir, pero yo, aunque no poseyera el mejor cerebro de Europa, ¡también podía permitirme ser magnánimo!
-Nada -mentí, y encendí otra pipa, sonriéndome para mis adentros.

FIN

Página 13 de 13
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: