La Carta de Colón anunciando el descubrimiento (Cristóbal Colón) Libros Clásicos

Página 5 de 8

y cada uno con su remo.
En todas estas islas no vi mucha diversidad de la hechura de la gente, ni
en las costumbres ni en la lengua; salvo que todos se entienden, que es
cosa muy singular para lo que espero que determinaran Sus Altezas para la
conversión de ellos a nuestra santa fe, a la cual son muy dispuestos.
Ya dije como yo había andado 107 leguas por la costa de la mar por la
derecha línea de occidente a oriente por la isla de Juana, según el cual
camino puedo decir que esta isla es mayor que Inglaterra y Escocia juntas;
porque, allende de estas 107 leguas, me quedan de la parte de poniente dos
provincias que yo no he andado, la una de las cuales llaman Avan, adonde
nace la gente con cola; las cuales provincias no pueden tener en longura
menos de 50 o 60 leguas, según pude entender de estos Indios que yo tengo,
los cuales saben todas las islas.
Esta otra Española en cierco tiene más que la España toda, desde Colibre,
por costa de mar, hasta Fuenterrabía en Viscaya, pues en una cuadra anduve
188 grandes leguas por recta línea de occidente a oriente. Esta es para
desear, y vista, para nunca dejar; en la cual, puesto que de todas tenga
tomada posesión por Sus Altezas, y todas sean más abastadas de lo que yo
sé y puedo decir, y todas las tengo por de Sus Altezas, cual de ellas
pueden disponer como y tan cumplidamente como de los reinos de Castilla,
en esta Española, en el lugar más convenible y mejor comarca para las
minas del oro y de todo trato así de la tierra firme de aquí como de
aquella de allá del Gran Can, adonde habrá gran trato y ganancia, he
tomado posesión de una villa grande, a la cual puse nombre la villa de
Navidad; y en ella he hecho fuerza y fortaleza, que ya a estas horas
estará del todo acabada, y he dejado en ella gente que abasta para
semejante hecho, con armas y artellarías y vituallas por más de un ano, y
fusta, y maestro de la mar en todas artes para hacer otras, y grande
amistad con el rey de aquella tierra, en tanto grado, que se preciaba de

Página 5 de 8
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: