Las Indias Negras (Julio Verne) Libros Clásicos

Página 3 de 132

vivido tantos años.
El ingeniero Jacobo Starr reunió aquellos miles de obreros que formaban la activa y
enérgica población de la mina. Cavadores, arrastradores, conductores, pisoneros, le-
ñadores, canteros, maquinistas, herreros, carpinteros, todos: hombres, mujeres, ancianos,
Obreros del fondo y del día se reunieron en la gran rotonda de la galería Dochart, llena en
otros tiempos de los abundantes productos de la mina.
Aquellas buenas gentes, que iban a dispersarse por las necesidades de la existencia, y
que durante tantos años se habían sucedido de padres a hijos en la mina, esperaban, antes
de abandonarla para siempre, el último adiós del ingeniero. La Compañía les había
mandado distribuir, como gratificación, los beneficios del año corriente, que eran en
verdad poca cosa; porque los productos de los filones habían excedido en poco los gastos
de explotación; pero al fin esto podía permitirles esperar el ser colocados en las minas de
las cercanías, o en las haciendas o fábricas del condado.
Jacobo Starir estaba de pie ante la puerta del extenso techado, bajo el cual habían
funcionado tanto tiempo las poderosas máquinas de vapor del pozo de extracción.
Simon Ford, el capataz de la mina Dochart, que tenía entonces cincuenta y cinco años,
y algunos otros conductores le rodeaban.
Jacobo Starr se descubrió. Los mineros con la gorra en la mano, guardaban un
profundo silencio.
Esta despedida tenía un carácter conmovedor, que no carecía de grandeza.
"Amigos míos, les dijo el ingeniero, ha llegado el momento de separarnos. La mina de
Aberboyle, que desde hace tantos años nos reunía en un trabajo común, se ha agotado.
Nuestras exploraciones no han podido descubrir un nuevo filón, y acaba de ser extraído el
último pedazo de hulla de la mina Dochart."
Y en apoyo de sus palabras Jacobo Starr señaló a los mineros un pedazo de carbón, que
había sido guardado en el fondo de una barrica.
"Ese pedazo de hulla, amigos míos, continuó Jacobo Starr, es como el último glóbulo
de la sangre que circulaba en las venas de la mina. Le conservaremos como hemos
conservado el primer fragmento de carbón que se sacó hace ciento cincuenta años de los
filones de Aberfoyle. ¡Cuántas generaciones de trabajadores se han sucedido en nuestras
galerías entre estos dos pedazos! ¡Ahora todo ha concluido! ¡Las últimas palabras que os

Página 3 de 132
 

Paginas:
Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: