Las Indias Negras (Julio Verne) Libros Clásicos

Página 33 de 132


-Señor Starr, respondió Simon Ford, no tengo necesidad de vuestros oídos, sino de
vuestras piernas ¿habéis descansado ya?
-Estoy descansado y reanimado, Simon, y dispuesto a acompañaros donde queráis.
-Harry, dijo Simon, -volviéndose hacia su hijo, enciende nuestras lámparas de
seguridad.
-¿Vais a llevar lámparas de seguridad? exclamó Jacobo Starr bastante sorprendido,
porque en una mina sin carbón no había que temer las explosiones del hidrógeno
carbonado.
-Sí, señor Starr, por prudencia.
-¿Me vais a aconsejar también que me ponga un traje de minero?
-¡Aún no, señor Starr! ¡Aún no! respondió el ex capataz cuyos ojos brillaron
extraordinariamente en sus profundas órbitas.
Harry, que había entrado en la choza, salió casi en seguida trayendo tres lámparas de
seguridad.
Dio una al ingeniero, otra a su padre, y se quedó con la tercera en la mano izquierda,
mientras que en la derecha llevaba un largo bastón.
-¡En marcha! dijo Simon Ford, que cogió un fuerte pico que estaba a la puerta de la
choza,
-¡En marcha! repitió el ingeniero. ¡Hasta la vista, Magde!
-¡Dios os asista! respondió la escocesa.
-Una buena cena ¿oyes? dijo Simon Ford. Tendremos hambre a la vuelta, y la
honraremos.

CAPITULO VI

ALGUNOS FENÓMENOS INEXPLICABLES

Sabido es lo que son las supersticiones en la alta y baja Escocia. En algunos clanes los
arrendatarios, reunidos por las noches, se complacen en repetir los cuentos tomados del
repertorio de la mitología hiperbórea; la instrucción aunque muy extendida en el país, no
ha podido reducir aún al estado de ficciones estas leyendas, que parecen inherentes al
stielo mismo de la antigua Caledonia. Aquel es aún el país de los aparecidos, de los
duendes y de las hadas. Allí se cree siempre en el genio malhechor que no se aleja sino
por medio de dinero; en el "Seer" de los Higlanders, que por la virtud de la doble vista
predice las muertes próximas; en él "May-Moullach" que se presenta bajo la forma de
una joven de brazos cubiertos de vello, y anuncia a las familias las desgracias que les
amenazan; en la hada "Braushie", que profetiza los acontecimientos funestos; en los
"Brawnies" a quienes está confiada la conservación del mobiliario doméstico; en el "
Urisk", que frecuenta más particularmente las salvajes gargantas del lago Katrine, y en

Página 33 de 132
 

Paginas:
Grupo de Paginas:         

Compartir:




Diccionario: