Julio César (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 20 de 53

¡No salgáis hoy! ¡Decid que mi temor, y no el vuestro, os retiene en casa! ¡Enviemos al Senado a Marco Antonio, y, él anunciará ,que os halláis indispuesto. ¡Permitid que de rodillas, Os lo suplique!
CÉSAR. - Marco Antonio dirá que no estoy bien, y, por satisfacer tu capricho, me quedaré en casa. (Entra Decio) He aquí a Decio Bruto, él lo comunicará así.
DECIO. - ¡César, salud! ¡Buenos días, digno César ¡ Vengo a acompañaros al Senado.
CÉSAR. - Y llegáis lo más a propósito para ir a cumplimentar de mi parte a los senadores y decirles .que no iré hoy. Que no puedo, sería falso, y que no me atrevo, más falso aún. Que no iré hoy, decidles esto únicamente, Decio.
CALPURNIA. - Aseguradles que está enfermo. CÉSAR. - ¿César enviar una mentira? ¿He extendido tan lejos las conquistas de mi brazo para no atreverme a decir a unos cuantos ancianos la verdad?
¡Decio, id a comunicar que César no irá!
DECIO. - Poderosísimo César, dejadme alegar alguna causa para que no se burlen de mí cuando lo anuncie.
CÉSAR. - ¡La causa es mi voluntad! ¡Que no iré! Esto es bastante para satisfacer al Senado, pero, para vuestra satisfacción particular, os haré saber, pues estimo, que es Calpurnia quien me retiene en casa. Acoche soñó que había visto mi estatua, de la cual, como de una fuente de cien aberturas, manaba un raudal de pura sangre, y que muchos intrépidos romanos venían risueños y empapaban sus manos en ella. Y creyendo ver en esto avisos, presagios y peligros inminentes, me ha rogado de rodillas que permanezca hoy en casa.
DECIO. -Este sueño está erróneamente interpretado. Más bien ha sido una visión feliz y venturosa. Vuestra estatua manando sangre por cien conductos, en la cual se bañaban sonrientes muchos romanos, significa que la gran Roma recibirá por vos sangre que ha de regenerarla y que hombres ilustres se apresurarán a recogerla en gotas, manchas, reliquias y blasones. ¡Esto es lo que significa el sueño de Calpurnia!
CESAR. - ¡Y le habéis dado una explicación exacta!
DECIO. - En efecto, y más la encontraréis cuando hayáis oído lo que tengo que comunicaros. Sabedlo ahora: el Senado ha resuelto conceder hoy una corona al poderoso César. Si mandáis a decir que no iréis, podrá cambiar de deseo. Además, probablemente se hallaría alguno que respondiera con burla: "Disolved el Senado hasta otra ocasión en que tenga mejores sueños la mujer de César.

Página 20 de 53
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: