Julio César (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 35 de 53

) ANTONIO. -¡Ahora, prosiga la obra! ¡Maldad, ya estás en pie! ¡Toma el curso que
quieras! (Entra un CRIADO.) ¿Qué ocurre, mozo?
CRIADO. - Octavio ha llegado a Roma.
ANTONIO. - ¿Dónde está?
CRIADO. - Él y Lépido se hallan en casa de César.
ANTONIO. - Voy inmediatamente a verle. Viene a medida del deseo. La fortuna está de buen humor y, en su capricho, nos lo concederá todo.
CRIADO. -Le he oído decir que Bruto y Casio han escapado como locos por las puertas de Roma.
ANTONIO. - Es posible que tuvieran alguna información sobre los sentimientos del pueblo y la manera como lo he sublevado. Llévame ante Octavio, (Salen.)
SCENA TERTIA
Una calle
Entra CINA el poeta
CINA. - Esta noche he soñado que estaba en un festín con César, y siniestros presagios atormentan mi imaginación. No tengo deseo de salir de casa, y, sin embargo, un algo desconocido me impulsa. (Entran CIUDADANOS.)
CIUDADANO PRIMERO. - ¿Cuál es vuestro nombre?
CIUDADANO SEGUNDO. - ¿Adonde vais?
CIUDADANO TERCERO. - ¿Dónde vivís?

CIUDADANO CUARTO. - ¿Sois casado, o soltero?
CIUDADANO SEGUNDO. - Responded a cada uno inmediatamente.
CIUDADANO PRIMERO. - Y brevemente.
CIUDADANO CUARTO. - Y sensatamente.
CIUDADANO TERCERO. - Y francamente, os trae cuenta.
CINA. - ¿Cuál es mi nombre? ¿Adonde voy? ¿Dónde vivo? ¿Si soy casado o soltero?¿Y luego responder a cada uno inmediatamente y brevemente, sensatamente y francamente? Pues, sensatamente, digo que soy soltero. CIUDADANO SEGUNDO. -¡Eso es tanto como decir que los que se casan son
imbéciles Temo que eso os va a costar un golpe. Prosigue, inmediatamente. CINA. - Inmediatamente, voy a los funerales de César. CIUDADANO PRIMERO. - ¿Como amigo, o como enemigo? CINA. - Como amigo. CIUDADANO SEGUNDO. - Ese punto está contestado inmediatamente. CIUDADANO CUARTO- Ahora, vuestra residencia, Brevemente. CINA. - Brevemente, resido cerca del Capitolio. CIUDADANO TERCERO. - Vuestro nombre, señor, francamente. CINA. - Francamente, mi nombre es Cina. CIUDADANO PRIMERO. - ¡Desgarradle en pedazos! ¡Es un conspirador! CINA. - ¡Soy Cina el poeta! ¡Soy Cina el poeta! CIUDADANO CUARTO. - ¡Desgarradle por sus malos versos! ¡Desgarradle por sus
malos versos! CINA. - ¡No soy Cina el conspirador! CIUDADANO CUARTO. - ¡No importa, se llama Cina! ¡Arrancadle solamente su
nombre del corazón y dejadle marchar!
CIUDADANO TERCERO. - ¡Desgarradle! ¡Desgarradle! ¡Vengan teas! ¡Eh! ¡Teas encendidas! ¡A casa de Bruto! ¡A casa de Casio! ¡Arda todo! ¡Vayan algunos a casa de Decio, y otros a la de Casca, y otros a la de Ligario! ¡En marcha! ¡Vamos! (Salen.

Página 35 de 53
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: