Julio César (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 44 de 53

LUCIO. - He dormido ya, señor.
BRUTO. - Has hecho bien, y dormirás de nuevo. No te detendré largo rato. Si vivo, seré bueno para ti. (Música y un canto.) Es un aire soñoliento... ¡Oh sueño asesino! ¿Dejas caer tu plúmbea maza sobre mi joven, que te ofrece música? ¡Gentil mancebo, buenas noches! ¡No seré tan cruel que te despierte! ¡Si cabeceas, vas a romper tu instrumento! Te
lo quitaré. ¡Buenas noches, buen muchacho!... Vamos a ver. ¿No está doblada la hoja donde dejé la lectura? Aquí es, creo. (Entra la sombra de CÉSAR.) ¡Qué mal arde osa vela! ¡Ah!... ¿Quién viene? ¡Pienso que es la debilidad de mis ojos la que forjó esta monstruosa aparición!.., ¡Se me acerca!... ¿Eres algo? ¿Eres algún dios, ángel o demonio, que haces que se hiele mi sangre y se me ericen los cabellos? ¡Dime qué eres!...
SOMBRA. - ¡Tu espíritu malo, Bruto!.
BRUTO. - ¿Por qué vienes?...
SOMBRA. - ¡A decirte que me verás en Filipos!...
BRUTO. - Bien. Entonces, ¿he de verte de nuevo?...
SOMBRA. - Sí, en Filipos,..
BRUTO. - Pues te veré entonces en Filipos... (Desaparece la sombra.) ¡Ahora que he recobrado el ánimo te desvaneces!;.. ¡Mal espíritu, quisiera hablar más contigo!...
¡Muchacho, Lucio! ¡Varrón! ¡Claudio! ¡Señores, despertad! ¡Claudio! LUCIO. - ¡Señor, las cuerdas están destempladas! BRUTO.- ¡Piensa que todavía se halla con su instrumento! ¡Despierta, Lucio! LUCIO. - ¡Señor! BRUTO. - ¿Es que soñabas,´ Lucio, para gritar así? -LUCIO. - Señor, no creo haber gritado. BRUTO. - ¡Si que lo has hecho! ¿Viste alguna cosa? LUCIO. - Nada, señor. BRUTO. - Sigue durmiendo, Lucio... ¡Claudio, pícaro! (A VARRÓN.) ¡Tú, amigo,
despertad! VARRÓN. -¡Señor! CLAUDIO. -- ¡Señor! BRUTO. - ¿Por qué habéis gritado así, señores, en vuestro sueño? VARRÓN y CLAUDIO. - ¿Nosotros, señor? BRUTO. - ¡Sí! ¿Visteis alguna cosa? VARRÓN. - ¡No, señor; no he visto nada! CLAUDIO. - ¡Ni yo, señor! BRUTO. - ¡Id y saludad en mi nombre a mi hermano Casio! ¡Decidle que se adelante
cuanto antes con sus tropas, y le seguiremos! VARRÓN y CLAUDIO. - ¡Así se hará, señor! (Salen.)
ACTUS QUINTUS
SCENA PRIMA
Las llanuras de Filipos
Entran OCTAVIO, ANTONIO y su ejército
OCTAVIO. - Ahora, Antonio, se realizan nuestras desesperanzas. Dijisteis que el enemigo no bajaría, sino que seguiría ocupando las montañas y las altas mesetas. No ha sido así.

Página 44 de 53
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: