El Rey Lear (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 24 de 75

¿Y dijo que negaría su propia carta?

Clarines dentro.

¡Escuchad, es el duque! No sé por qué viene.
Cerraré toda salida; el infame
no escapará. El duque no podrá negármelo.
Además, enviaré su retrato a todas partes,
para que le identifique todo el reino.
Y buscaré la manera, hijo digno y leal,
de hacerte heredero de mi hacienda.

Entran CORNWALL, REGAN y acompañamiento.

CORNWALL
¿Qué hay, noble amigo? Apenas llegado,
me cuentan noticias sorprendentes.
REGAN
Si son ciertas, no habrá venganza capaz
de castigar al culpable. ¿Cómo estáis, señor?
GLOSTER
Con mi viejo corazón destrozado, señora.
REGAN
¿Iba a daros muerte el ahijado de mi padre?
¿Aquél a quien mi padre puso nombre? ¿Vuestro Edgar?
GLOSTER
¡Ah, señora! La vergüenza querría ocultarlo.
REGAN
¿No andaba con esos libertinos
que servían a mi padre?
GLOSTER
No lo sé, señora. ¡Es horrible, horrible!
EDMOND
Sí, señora. Se juntaba con ellos.
REGAN
Con razón era tan pérfido.
Le incitan a matar a su padre
para que pueda gastar y derrochar sus rentas.
Esta misma noche he sido informada
de ellos por mi hermana, y con tales advertencias
que, si vienen a alojarse en nuestra casa,
yo no estaré.
CORNWALL
Ni yo, te lo aseguro, Regan.
Edmond, me dicen que has prestado
un gran servicio filial a tu padre.
EDMOND
Era mi deber, señor.
GLOSTER
Le descubrió la intriga y recibió
esa herida tratando de prenderle.
CORNWALL
¿Están persiguiéndole?
GLOSTER
Sí, señor.
CORNWALL
Si le detienen, no habrá que temer
más traiciones. Tomad vuestras medidas
y disponed de mis medios. Tú, Edmond,
cuya obediencia y valer han hablado
por sí mismos, serás de los nuestros.
Hombres de tanta confianza van a serme
necesarios. Pasas a mi servicio.
EDMOND
Os serviré cuanto pueda
y siempre con lealtad.

Página 24 de 75
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: