El Rey Lear (William Shakespeare) Libros Clásicos

Página 49 de 75

]

REGAN
Tú, dame tu espada. ¡Atreverse un villano!

Coge la espada y le hiere por la espalda.

CRIADO
¡Ah, me ha matado! Señor, aún os queda un ojo
para ver su desgracia. ¡Ah!

Muere.

CORNWALL
No verá más; yo lo impediré. ¡Fuera, gelatina!
¿Dónde está tu brillo?
GLOSTER
¡Oscuridad y desconsuelo! ¿Dónde está
mi hijo Edmond? ¡Edmond, aviva
tu ardor filial y venga este horror!
REGAN
¡Calla, infame traidor! Invocas a quien te odia.
El fue quien nos reveló tu traición:
es muy honrado para compadecerte.
GLOSTER
¡Necio de mí! Entonces Edgar es la víctima.
Dioses clementes, perdonadme y socorredle.
REGAN
Echadle fuera y que el olfato
le guíe hasta Dover.

Sale [un CRIADO] con GLOSTER.

¿Qué hay, señor? ¿Qué pasa?
CORNWALL
Estoy herido. Sígueme, señora.
¡Fuera con el vil ciego! Y a este villano
echadlo al estercolero. Regan, sangro por momentos.
La herida viene a deshora. Deja que me apoye.

Salen.

IV.i Entra EDGAR.

EDGAR
Mejor así y saber que te desprecian
que despreciado y halagado. Ser lo peor,
lo más bajo y humillado de la suerte,
es tener una esperanza, vivir sin miedo.
El cambio doloroso es la caída;
de lo peor se va al júbilo. Conque, bienvenido,
aire immaterial que ahora abrazo.
El desdichado al que empujaste a lo peor
no debe nada a tus ráfagas.

Entra GLOSTER, guiado por un ANCIANO

Pero, ¿quién llega aquí? Mi padre,
con los ojos desgarrados. ¡Ah, mundo, mundo!
Si tus extraños vaivenes no te hicieran tan odioso,
no cederíamos a la muerte.
ANCIANO
¡Ah, señor, si he vivido con vos
y vuestro padre en estos ochenta años...!
GLOSTER
Vete, márchate. Buen amigo, aléjate.
Tu ayuda no puede servirme de nada
y a ti podría dañarte.
ANCIANO
No veis el camino.
GLOSTER
Estoy sin camino y no necesito ojos.
Cuando veía, tropecé. Nuestros bienes

Página 49 de 75
 

Paginas:
Grupo de Paginas:       

Compartir:




Diccionario: