Berlanga Reglamentos: Juegos de Naipes

Página 2 de 2

7. El Dador
Al inicio de la partida se sortea quién dará las cartas en primer lugar. El turno irá pasando de jugador en jugador siguiendo la dirección en que se den las cartas. Es indiferente que se haga de derecha a izquierda o de izquierda a derecha.



8. La Puesta
Al iniciar la partida, se acuerda el valor de la puesta, que cada jugador colocará en un plato en el centro de la mesa en cada reparto de cartas.

El valor de estas puestas será ganado por el primer jugador que obtenga un trío. De tenerlo dos en la misma jugada, ganará el trío de más valor.

9. Vocabulario Específico
  • Berlanga: Trío de cartas del mismo valor.
    Favorita: Dícese de la berlanga de valets, que constituye la jugada de mayor valor.
  • Ligar: Combinar las cartas de la mano formando un trío o berlanga.
  • Puesta: Cantidad que cada jugador coloca antes de cada reparto de cartas para participar en el juego.


10. Primer Toque o Descarte
Una partida de berlanga se puede jugar, según se establezca, al primer toque o con descarte.

Jugar al primer toque es simplemente jugar sin descarte. Los jugadores se limitan a apostar antes del reparto. Si sus tres cartas forman el trío de mayor valor, ganan. Si ningún jugador tiene trío, se recogen las cartas, pasa el turno de repartir y se repite la puesta sobre la anterior para iniciar una nueva jugada.

Jugar con descarte es hacerlo de un modo similar al del poker. Si ningún jugador tiene trío tras el primer reparto, cada uno de ellos se descarta de una, dos o tres cartas según estime conveniente y se procede a un nuevo reparto. A veces, para recibir cartas en este segundo reparto, se acuerda otra puesta que puede ser del mismo valor que la primera o inferior. Si tras el segundo reparto ningún jugador consigue trío, se recogen las cartas y se continúa como en el caso del juego al primer toque.

11. Inicio
Una vez sorteado el primer dador y acordado el valor de cada puesta, se repartirán tres cartas, de una en una, a cada jugador.

12. Desarrollo
Si un jugador tiene trío reclama el valor de las puestas. Si más de un jugador lo tiene, ganará el trío de mayor valor.

Si nadie tiene trío y se juega con descarte, se procede a efectuar el cambio de cartas. Cada jugador se descarta de las que desea cambiar y recibe, de una vez, el mismo número que ha dejado. En caso de que ningún jugador tenga trío, las puestas quedan para el primer ganador de la mano siguiente.

Página 2 de 2
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: