Cribbage Reglamentos: Juegos de Naipes

Página 2 de 2

8.Vocabulario Específico

  • Color: Combinación formada por todas las cartas del mismo palo.
  • Combinación: Grupo especial de cartas que tiene cierto valor en puntos. Son válidas tantas combinaciones como puedan formarse con las cartas de la mano, siempre que por lo menos se diferencien en una carta.
  • Crib: Grupo de cuatro cartas formado por dos descartes de cada jugador realizados al principio de la mano, antes del juego de las cartas.
  • Cuarteto: Grupo de cuatro cartas del mismo índice.
  • Inicial: Dícese de la primera carta que se descubre del mazo después de cortar al principio de la mano.
  • Par: Combinación formada por dos cartas del mismo índice.
  • Pasarse: No poder jugar carta en una serie porque hacerlo elevaría el valor acumulado de las cartas de ésta por encima de los 31 puntos.
  • Quince: Grupo de cartas a partir de la primera jugada en una serie cuyo valor global es de exactamente 15 puntos.
  • Salirse: Superar un jugador los 120 puntos en su anotación, ganando de este modo el juego.
  • Secuencia: Serie de cartas de índices consecutivos.
  • Starter: Carta inicial.
  • Trío: Grupo de tres cartas del mismo índice.


9.Inicio
Tras sortearse el dador, éste baraja las cartas y las da a cortar al jugador contrario (en los siguientes juegos se alternarán los jugadores para dar las cartas).

El dador descubre la primera carta y la coloca en el centro de la mesa. Si se trata de una jota, el dador se anota dos puntos «por sus talones».

A continuación reparte seis cartas a cada jugador, de una en una.

10.Desarrollo
Los dos jugadores se descartan de dos cartas cada uno, que dejan junto a la carta inicial, pero boca abajo. Estas cuatro cartas forman el crib y serán jugadas por el dador en la tercera parte de la mano.

Primera fase. La primera fase se compone del juego de las cartas por parte de los jugadores.

Por turno, cada jugador coloca una carta ante sí, no en el centro. Cada vez que lo hace, el jugador debe anunciar el valor acumulado de todas las cartas (por él y por el jugador contrario) hasta ese momento. Cada vez que las cartas jugadas por los dos jugadores forman una de las combinaciones puntuables, el jugador que la ha hecho se anota el premio correspondiente en puntos. Cuando al jugador que le corresponde jugar sólo le quedan cartas en la mano que elevarían al jugarlas la puntuación acumulada de las cartas jugadas por encima de los 31 puntos, anuncia «me paso» y deja de echar cartas. Si alcanza exactamente los 31 puntos cobra un premio de 2 puntos. El otro jugador se anota 1 punto y sigue jugando sus cartas mientras no supere los 31 puntos. Si logra alcanzar exactamente los 31 puntos se anota 2 puntos de premio.

Después de que un jugador haya alcanzado los 31 puntos o haya dicho «me paso», el jugador que no se anota el premio procede a iniciar otra serie de jugadas con las cartas que le quedan en la mano y las cartas jugadas por ambos jugadores.

El juego prosigue de este modo hasta que los jugadores hayan agotado sus respectivas cuatro cartas y se hayan anotado todos los puntos posibles.

Segunda fase. La segunda fase del juego se compone de las combinaciones de la mano.

Terminada la primera fase, cada jugador recoge sus cuatro cartas (por este motivo, cada jugador juega ante sí y no en el centro de la mesa) y forma con ellas todas las combinaciones de valor posibles de cinco cartas, ya que la descubierta inicialmente (o carta inicial) es común para los dos jugadores.

Primero se anotan los tantos de las combinaciones realizadas por el no dador, y sólo terminadas las anotaciones de éste se procede a anotar las del dador. Este orden es importante, pues si el no dador supera los 120 puntos en su cuenta ya gana la partida, incluso aunque el total de puntos del dador fuera mayor después de contar los suyos.

Tercera fase. Terminadas de contar las combinaciones de los dos jugadores, el dador toma las cuatro cartas descartadas al principio por los dos jugadores, o crib, y se anota los puntos correspondientes a todas las combinaciones que puede formar con esas cuatro cartas y la descubierta inicial.

Terminadas estas tres fases finaliza la partida. Si ninguno de los dos jugadores ha rebasado los 120 puntos, se procede a barajar las cartas para un nuevo reparto.

El ganador es el jugador que supera los 120 puntos («se sale»).

11.El Color
El color sólo puntúa en la segunda y tercera fases del juego, es decir, cuando se forman las combinaciones con las cuatro cartas del jugador o del crib y la inicial. Si las cinco cartas de un jugador son del mismo palo, el jugador tiene color y gana 5 puntos. Algunos jugadores, también admiten como color la combinación de cuatro cartas del mismo palo de un jugador, sin la carta inicial (no cuatro cualesquiera de las cinco), pero el valor de este color es de sólo 4 puntos.

Página 2 de 2
 

Paginas:


Compartir:




Diccionario: